Más que renegociar, Peña quiere un TLC ‘moderno’

Puede ser “un vehículo más potente, que nos permita consolidarnos en la relación estratégica” con los vecinos del norte, asegura el Ejecutivo federal.
El presidente mexicano conversó con Mark Zuckerberg, fundador de la red social Facebook.
El presidente mexicano conversó con Mark Zuckerberg, fundador de la red social Facebook. (Notimex)

Lima

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que más que renegociarse, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), puede ser “modernizado”, pues hoy se cuenta con elementos que no existían cuando hace 20 años se creó dicho instrumento.

 Al participar en el foro Rediseñando el comercio, en la reunión de líderes económicos de la APEC, en Lima, Perú, el mandatario señaló que la posición de México es que “más que hablar de una renegociación, es de una modernización del TLC”.

 Señaló que “si bien es un acuerdo de más de 20 años, a partir de entonces se sucedieron otros acuerdos que México y Estados Unidos firmaron con otras regiones y países del mundo y creo que hemos aprendido que el TLC puede ser modernizado, pueden incorporarse elementos que cuando se signó este acuerdo no estaban considerados”.

Por ello, insistió, “yo diría y afirmaría que más que una renegociación, modernicemos el TLC, hagamos de él un vehículo mucho más potente, mucho más moderno, que nos permita realmente consolidarnos en esta relación estratégica de México con Estados Unidos y Canadá, como una región mucho más productiva y más competitiva frente al mundo.

El mandatario advirtió que en esta nueva de relación con Estados Unidos “se abre una gran oportunidad; yo soy de los que están en una posición optimista de poder abrir hoy, encontrar una nueva oportunidad para escalar el TLC, para hacerlo, repito, un instrumento y un vehículo que potencie aún más esta alianza estratégica”.

Dijo también que “frente a los posicionamientos que ha habido del presidente electo, Donald Trump, lo cierto es que estamos en la etapa de primero privilegiar el diálogo para poder construir una nueva agenda en la relación bilateral”.

 El presidente Peña Nieto dijo que las ventajas de la apertura comercial se encuentran en el centro del debate, y que “lo que hoy está apareciendo en distintas partes del mundo es el sentimiento proteccionista, a partir de lo que algunos suponen ha sido un impacto negativo para el desarrollo de las sociedades en los acuerdos de libre comercio, cuando es justamente todo lo contrario; yo creo que libre comercio ha deparado para buena parte de las economías mundiales mayor desarrollo, mayor crecimiento económico y social”.

Aseguró que México “seguirá siendo un ferviente creyente de la apertura; para nosotros ha significado un cambio en el paradigma y en el desarrollo de nuestro país en los últimos 30 años”.

Sobre la posible modernización del TLC, aseguró que hay capítulos que en su momento no fueron abordados y que hoy están abordados en otros acuerdos.

Entre ellos, señaló temas de medio ambiente, “que hoy todo mundo advierte compromisos; sobre este tema el asunto laboral es un elemento que no estaba considerado, que no estaba incorporado en el TLC, solo por mencionar algunos capítulos que me parece que están incorporados en esta actualización y modernización de un acuerdo que creemos será benéfico para los países que integramos, y reitero que México ve en la apertura comercial vehículo promisorio y con enorme potencial a partir de la experiencia”.

CLAVES

ENCUENTROS

En el contexto de esta reunión, Peña Nieto conversó con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El Presidente también se reunió con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y ahí ratificaron el compromiso de ambas naciones con el libre mercado y expresaron su disposición para continuar trabajando juntos.

Al término de esta reunión, Peña Nieto asistió a la Cena de Bienvenida a los Líderes de APEC, ofrecida por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y concluida ésta viajó de regreso a México.