Qué son las reformas de seguridad social universal

Este jueves la Cámara de Diputados aprobó la reforma que garantizará pensión para adultos mayores y un seguro de desempleo para los trabajadores mexicanos.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

Los diputados federales aprobaron este jueves los puntos de seguridad social de la reforma hacendaria que incluyen un seguro de desempleo para los trabajadores y una pensión para los adultos mayores.

Para garantizar estos nuevos derechos se hicieron modificaciones a los artículos 4°, 73 y 123 constitucionales.

De acuerdo con la secretaría de Hacienda, la reforma hacendaria y de seguridad social enviada por el Ejecutivo tiene como objetivo fortalecer el sistema de seguridad social, garantizando a los mexicanos mecanismos de protección que les permitan contar con un nivel de vida digno y puedan cubrir sus necesidades durante la vejez o ante la eventualidad del desempleo.

[b]La iniciativa incorpora dos derechos[/b]

[b]- El derecho de los adultos mayores a contar con una pensión universal que los apoye a cubrir sus gastos básicos de manutención durante la vejez.[/b]

Con la reforma al artículo 4º constitucional, se establece la obligación del Estado mexicano de garantizar que los adultos mayores puedan realizar sus gastos básicos de manutención durante su vejez. Para ello las personas mayores de 65 años a partir del año 2014 gozarán de este nuevo derecho.

El artículo establece que los programas, apoyos y pensiones alimentarias que ya otorgan algunos estados y el Distrito Federal continuarán.

Los adultos mayores que cumplan 65 años en 2014 y los que ya sean mayores a esa edad, recibirán la pensión a partir de ese año.

La Ley de la Pensión Universal propone que los beneficiarios reciban mil 092 pesos mensuales.

[b]- El derecho de los trabajadores a contar con un seguro de desempleo que les permita cubrir sus necesidades en tanto logran reincorporarse al mercado laboral formal.[/b]

La reforma al artículo 123 constitucional garantiza a todos los trabajadores del sector privado en un empleo formal que caigan en situación de desempleo, un mecanismo que evite el detrimento en el nivel de vida de sus familias y les permita reinsertarse adecuadamente al mercado laboral formal de la manera más pronta posible.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda la prestación que se otorgará a través del seguro de desempleo, como instrumento de protección social, también servirá para lograr que quien quede desempleado vaya hacia empleos más productivos en el sector formal.

[b]Los trabajadores al servicio del Estado no se beneficiarán de estos apoyos[/b]

Lo aprobado en San Lázaro, deja fuera de este beneficio a quienes no cotizan en el IMSS y a los trabajadores al servicio del Estado que cotizan en el ISSSTE.

Los burócratas quedaron fuera para, supuestamente, no perjudicar sus ahorros en el Fondo de la Vivienda Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste).

[b]Los recursos para ambos programas se definirán en las leyes secundarias[/b]

Los diputados no han acordado cómo financiar el seguro de desempleo, el cual detallarán en la Ley del Seguro de Desempleo, así como las condiciones para acceder a él.

Para financiar el seguro de desempleo, la iniciativa de Peña Nieto proponía utilizar un porcentaje de las aportaciones para la vivienda de los trabajadores.