Perfila PRD una alianza con PAN en el tema fiscal

El líder parlamentario del PAN, Marko Cortés, llamó al gobierno federal y al PRI a aclarar si tienen la disposición a revisar el asunto o, por el contrario, si mantendrán la posición de no cambiar ...
Los diputados se citaron para el próximo martes, cuando inicia formalmente el periodo de sesiones.
Los diputados se citaron para el próximo martes, cuando inicia formalmente el periodo de sesiones. (Octavio Hoyos)

México

El coordinador de los diputados electos del PRD, Francisco Martínez Neri, perfiló una alianza parlamentaria con el PAN para impulsar la contrarreforma fiscal, mientras su homólogo panista, Marko Cortés, emplazó al gobierno federal y al PRI a expresar con toda claridad si tienen disposición a revisar la reforma hacendaria.

Los legisladores se refirieron así al "no" que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dio a la eventual "flexibilización" en materia fiscal y tributaria.

Al respecto, el vicecoordinador priista, Jorge Carlos Ramírez Marín, reafirmó la disposición de su grupo parlamentario a debatir el fondo de la reforma, sin que ello signifique forzosamente derogar las disposiciones fiscales.

"Como dijo el secretario (Videgaray), se trata de trabajar todavía ese tema; seguramente habrá algunas cosas que se podrán tocar, no necesariamente modificar, pero también no necesariamente las que nos están pidiendo", remarcó el yucateco.

En su turno, el perredista Martínez Neri consideró la negativa a flexibilizar dicho contexto legal como un error, pues a su juicio los contribuyentes pequeños "están sufriendo esta reforma y, desde luego, las personas físicas no tenemos algunos derechos que nos quitaron y que no nos permite tener más dinero en la bolsa".

—¿Vería usted la posibilidad de una alianza con el grupo parlamentario del PAN para ir a una contrarreforma en este tema? —se le interrogó.

—Desde luego. Lo hemos platicado, venimos platicando sobre el tema. Me parece que la reforma fiscal y la contrarreforma a eso tiene que ser una realidad en estos partidos —puntualizó.

En su turno, el líder parlamentario del PAN, Marko Cortés, llamó al gobierno federal y al PRI a expresar con toda claridad si tienen disposición a revisar la reforma fiscal o, por el contrario, mantendrán la posición de no cambiar nada.

Acusó así al Ejecutivo y al Revolucionario Institucional de sostener un doble discurso o doble ventanilla frente a la oposición:

"El PRI-gobierno nos debe aclarar cuál es su posición. Si su posición es estar dispuesto a escuchar las visiones distintas, porque el PRI-gobierno lo ha dicho, que hay disposición a escuchar las propuestas, pero también otra parte del PRI-gobierno ha dicho que no se va a mover un ápice, entonces que no nos abran doble ventanilla y doble posición".

Demandó por ello aclarar el posicionamiento único del Ejecutivo y de su partido antes de enviar al Congreso el paquete económico para 2016.

"Si no, ni pa'qué lo revisamos, que nos diga con claridad el PRI-gobierno si el paquete del 8 de septiembre lo van a mandar con la disposición de que estas fracciones parlamentarias lo revisemos de cara a la nación y hagamos contrapropuestas, si están dispuestos a reconocer que la economía del país va mal y cada vez está peor, o si están en la ceguera de creer que en México todo es una maravilla", indicó.

El presidente Enrique Peña Nieto debe poner a consideración del Congreso de la Unión el proyecto de ingresos y gastos para 2016 a más tardar el próximo 8 de septiembre, a fin de que diputados y senadores lo analicen, dictaminen y voten dentro de los plazos legales para ello.

"Tiros de precisión"

-El viernes pasado, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dio un "no contundente a la flexibilización" de la reforma fiscal y aseveró que el gobierno federal "no se echará atrás" en este tema.

-La dramática caída en el precio del petróleo no da ningún espacio, ninguna posibilidad de bajar la recaudación y "la reforma se sostiene por convicción y por necesidad", señaló.

-Al reunirse con los senadores del PRI, cuyo coordinador, Emilio Gamboa, dijo la semana pasada que revisarían una flexibilización a esa reforma, Videgaray aclaró que sí hay negociaciones con el sector privado para dar facilidades a las empresas, pero solo serán "tiros de precisión" que tengan un bajo costo recaudatorio.