Improvisa gobierno soluciones respecto a reforma fiscal: PAN en San Lázaro

José Isabel Trejo, líder de los diputados panistas en la Cámara de Diputados, señaló que el gobierno federal busca corregir los efectos negativos de la reforma fiscal por medio de decretos.
José Isabel Trejo Reyes.
José Isabel Trejo Reyes. (Cuartoscuro)

El líder parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, José Isabel Trejo, acusó al gobierno federal de intentar corregir de forma improvisada los “efectos negativos” de la reforma fiscal.

Descalificó, en ese contexto, el programa “Crezcamos Juntos”, que a su juicio no es más que el reconocimiento de que el nuevo régimen fiscal ha sido un factor determinante para limitar el crecimiento a 2.7 por ciento, sin posibilidad de alcanzar el 4.2 por ciento que “sin mayores argumentos” previó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Así, “el nuevo intento del gobierno federal por mitigar los negativos efectos fiscales constituye una respuesta improvisada, pues solamente ofrece beneficios a corto plazo, pero no mejorará la situación de los informales que representan casi 25 por ciento del Producto Interno Bruto y además deja inconformes a quienes sí pagan puntualmente su impuestos sin ningún tipo de estímulos ni facilidades”, remarcó el zacatecano.

Trejo reafirmó por ello que Acción Nacional promoverá en el actual periodo de sesiones sendas iniciativas de reforma fiscal para devolver a los particulares la confianza de cumplir con sus contribuciones, evitando gravámenes que no sean equitativos ni obligaciones asfixiantes.

En un comunicado, el coordinador panista sostuvo que la administración de Enrique Peña Nieto, “en lugar de alentar y fomentar las actividades productivas para que participe en la generación de riqueza para México, les impone trabas fiscales, los reprime al limitarles su capacidad de inversión y les cancela la posibilidad para crear empleos formales”.

Más aún, dijo, “este gobierno pretende corregir con decretos el error de haber promovido una reforma fiscal que ha resultado lesiva para millones de pequeños y medianos contribuyentes, y que claramente seguirá siendo un factor real para inhibir inversiones y por lo tanto de generar un crecimiento lento”.

Recordó que ya son tres intentos mediante decretos presidenciales y misceláneas fiscales para enmendar la mala decisión que aprobaron el PRI y sus aliados en diciembre pasado.

El primero fue 26 de diciembre, cuando la Secretaría de Hacienda anunció las primeras facilidades administrativas para un sector de contribuyentes pequeños, aún antes de que entrara en vigor el nuevo régimen fiscal, pero sin resolver el fondo de los problemas.

Trejo pidió por ello reconocer, primero, que el sector informal “es una realidad en la que se evaden distintas leyes como la laboral y la fiscal; donde podemos ver desde niños obligados a trabajar, hasta quienes se desempeñan sin recibir una justa retribución por sus esfuerzos: todos ellos a luz del día sin que haya autoridad que los corrija en nombre de la sociedad”.