Robo de combustible amenaza crecimiento del país: PVEM

El diputado Arturo Escobar y Vega dijo que debe implementarse un nuevo plan de acción que erradique ese delito, el cual debe ser paralelo a la puesta en operación de la Reforma Energética.
Arturo Escobar y Vega.
Arturo Escobar y Vega. (Archivo)

Ciudad de México

El coordinador del Partido Verde en la Cámara de Diputados, Arturo Escobar, advirtió que el crecimiento productivo y competitivo del país por la Reforma Energética está amenazado por el incremento del robo de combustible.

En este sentido, subrayó que en el último año (de septiembre de 2013 a septiembre de 2014), Petróleos Mexicanos desarticuló más de 2 mil 700 tomas clandestinas descubiertas en su mayoría en entidades como Guanajuato, Veracruz, Tamaulipas, Sonora, Nuevo León, Hidalgo, Jalisco, Puebla y Sinaloa, que constituyen una pérdida para el país de más de 15 mil millones de pesos anuales.

Por ello, el líder cameral consideró que debe implementarse un nuevo plan de acción que erradique este delito, el cual debe ser paralelo a la puesta en operación de la Reforma Energética, debido al carácter tan relevante e importante de las actividades de la industria de los hidrocarburos.

“De acuerdo a información de Pemex, el robo de hidrocarburos aumentó 40 por ciento en el último año, lo que representa un riesgo no sólo económico para el país sino ambiental y de seguridad por el derrame y fuga de combustible”, enfatizó.

Escobar y Vega consideró que se debe poner énfasis en el trabajo de los empleados de la paraestatal debido a que en los estados de Hidalgo y Guanajuato se descubrió la responsabilidad de trabajadores de Pemex en tomas clandestinas, donde se “ordeñaban” los ductos.

Sin embargo, reconoció que las bandas delictivas que operan en las entidades con mayor presencia petrolera, cuentan con equipo de gran tecnología que les permite adquirir el hidrocarburo para posteriormente, transportarlo y venderlo en el mercado negro en  38 por ciento abajo del precio real.

El coordinador parlamentario recordó que en 2014 el Congreso aprobó endurecer las penas por tomas clandestinas y robo de hidrocarburos; es decir, a quien venda hidrocarburos ilegalmente y sanciones por almacenar, transportar, ocultar y distribuir ilegalmente hidrocarburos, porque ya están catalogados como delitos graves y de delincuencia organizada.

De igual forma consideró necesario que los sectores involucrados deben elaborar un mapa de los ductos distribuidos a lo largo del territorio nacional a fin de mantener una supervisión constante de los mismos y así evitar el atraco por parte de los grupos criminales, al mismo tiempo de incrementar la vigilancia al interior de la paraestatal para detectar alguna anomalía relacionada con los empleados.

Finalmente, destacó el ejemplo del gobierno del Estado de Hidalgo, al coordinar los esfuerzos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como del Medio Ambiente, para elaborar y ejecutar una estrategia integral para enfrentar y erradicar el robo de combustible a partir de la colaboración con la sociedad, e hizo un llamado a las entidades federativas a extender este tipo de acciones.

“El trabajo en equipo entre todos los niveles de gobierno, la población y organizaciones gubernamentales será la herramienta para obstaculizar y detener a las bandas delictivas que utilizan el producto de sus actividades ilícitas para continuar con su operaciones delincuenciales”, concluyó.