Con energética, se acabaron pretextos del gobierno: PAN

Gustavo Madero afirmó que los legisladores cumplieron con los plazos de la aprobación de la manera correcta, por lo que el gobierno "ya no tiene pretextos para cumplir con su labor de inmediato".
Gustavo Madero, presidente nacional del PAN.
Gustavo Madero, presidente nacional del PAN. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

Con la promulgación de la legislación secundaria de la reforma energética,  el gobierno ya no tiene pretextos para no entregar resultados, advirtió el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero.

Lamentó que a pesar de las reformas, la economía mexicana ha sufrido tropiezos en los últimos dos años que tienen que corregirse.

Destacó que se cumplieron los plazos de manera correcta y así como los partidos y sus legisladores trabajaron durante meses, semanas y horas, ahora el gobierno "ya no tiene pretextos para cumplir con su labor de inmediato".

Señaló que "muchas de las promesas que realizaron los priistas en campaña se quedaron sólo en eso y el país ha perdido competitividad e inversión por errores del gobierno, como la reforma fiscal tóxica que impuso, y la mala administración que lo ha caracterizado".

Sostuvo que la reforma energética "rompe con los mitos estatistas creados por el PRI, y forma parte de un ciclo de reformas que combate los monopolios, los privilegios para unos cuantos y el control de los poderes fácticos".

Madero consideró que "llegó el tiempo de la apertura y la competencia económica, la justicia e igualdad social y la búsqueda de la equidad electoral en las entidades que aún viven un profundo rezago en materia democrática”.

En un comunicado sostuvo que Acción Nacional permanecerá atento de las decisiones del gobierno para que generen crecimiento con las nuevas leyes, que, reiteró "poseen un profundo ADN panista, y en el pasado el PRI le negó a México".

El presidente del blanquiazul dijo que su partido demostró "que es una fuerza política transformadora y cumplió con México al concluir el proceso de reforma educativa, de competencia económica, financiera, telecomunicaciones, la política-electoral y la energética.

Agregó que todas las reformas ya cuentan con sus leyes secundarias y ahora es momento de que el gobierno las instrumente de manera adecuada para que en un mediano y largo plazo veamos resultados tangibles.

“Vivimos tiempos difíciles para que algunas fueran aceptadas, hubo resistencias de grupos de poder, nos enfrentamos a intereses que no querían ser tocados, pero que finalmente pudimos de manera democrática llegar a acuerdos para poder darle a México lo que necesita”.