Pasivo laboral de Petróleos y de CFE será deuda pública

La condición es que ambas compañías modifiquen en un año los contratos colectivos con sus sindicatos y reduzcan el costo de las pensiones; el gremio petrolero rechaza la opción.
El panista Juan Bueno Torio consideró que el pasivo es manejable.
El panista Juan Bueno Torio consideró que el pasivo es manejable. (Daniel Cruz)

México

Diputados federales de PRI y PAN acordaron con el Ejecutivo adicionar dos artículos transitorios a la Ley Federal de Presupuesto para que el gobierno asuma como deuda pública cerca de 700 mil millones de pesos de los pasivos laborales de Pemex y de la CFE, a condición de que ambas empresas modifiquen en un año los contratos colectivos con sus respectivos sindicatos y reduzcan así el costo de las pensiones.

La disposición forma parte del paquete de legislación secundaria en materia energética que las comisiones unidas de Presupuesto y Energía discutirán este viernes en el Palacio de San Lázaro.

El legislador priista Ricardo Aldana, integrante de la dirección nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), advirtió, sin embargo, que su organización no aceptará condicionamientos para que el gobierno federal absorba los pasivos de Pemex, ni admitirá que actores externos determinen modificaciones al contrato colectivo.

En respuesta expresa al también diputado Juan Bueno Torio, negociador panista de la reforma energética, Aldana puntualizó:

"Nosotros no aceptamos condiciones de gente que no tiene nada que ver; los únicos que pueden tratar los temas laborales son el sindicato y la empresa y, en todo caso, cuando la empresa nos lo solicite, entrar a platicar".

Por separado, Bueno Torio confirmó la asunción de los pasivos como deuda pública soberana por un monto equivalente a 4 por ciento del PIB, es decir, alrededor de 700 mil millones de pesos.

"Las pensiones o el pasivo laboral de las dos empresas (Pemex y CFE) anda en 12 por ciento y el rescate o el apoyo del gobierno federal sería de 4 por ciento del PIB, alrededor de 650 a 700 mil millones de pesos, y consideramos que esto es manejable, toda vez que las pensiones se tendrán que pagar en los próximos 30 años", dijo.

El proyecto de dictamen de Ley Federal de Presupuesto distribuido ayer entre los diputados integrantes de las comisiones dictaminadoras establece que "el gobierno federal podrá asumir una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones en curso de pago, así como las que correspondan a los trabajadores en activo de Pemex, (...) siempre que, dentro del año siguiente a la entrada en vigor del decreto, la empresa alcance un acuerdo para modificar el contrato colectivo".

Igualmente obliga a la petrolera a modificar su Reglamento de Trabajo del Personal de Confianza de Petróleos Mexicanos y Organismos Subsidiarios, y subraya que dichas modificaciones deberán conllevar en el mediano plazo a una reducción del pasivo laboral.

Las mismas disposiciones prevén los transitorios del documento para la Comisión Federal de Electricidad.

Al respecto, el coordinador de los diputados federales del PRD, Silvano Aureoles, calificó de inaceptable e injusto que todos los mexicanos terminen por pagar las consecuencias de los errores, fracasos y actos de corrupción en la administración de las empresas públicas.

Reconoció el derecho de los trabajadores a defender sus conquistas laborales, pero llamó también a investigar los probables actos ilícitos de los dirigentes sindicales.

"Debiese haber una investigación a fondo al sindicato (petrolero), porque son del dominio público los privilegios, los excesos, los abusos del sindicato hacia la empresa, justo cuando sale a la luz pública el tamaño del pasivo laboral que tendrán que cargar todos los mexicanos", señaló.

Sostuvo que los acuerdos en torno a la conversión de los pasivos laborales en deuda representa en los hechos un rescate, por lo que "ahora lo que habría que exigir es una investigación a fondo para ver dónde se perdió la brújula y dónde empezó a alcanzar este grado de complejidad el problema laboral".

Apoyo a mipymes

- En el contexto de la discusión de las leyes secundarias en materia energética, empresarios del país llamaron a los legisladores para que una parte de la renta del fondo petrolero se asigne al programa de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, como proveedoras en las zonas donde se apliquen los proyectos energéticos.

-El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, Enrique Solana, dijo que de esta forma la riqueza y empleos en las comunidades generarán un círculo virtuoso, cuidando siempre el entorno ecológico.