Peña y PRI, dispuestos a asumir el costo: Gamboa

El coordinador priista en el Senado asegura que cada vez que se encuentra con el titular del Poder Ejecutivo, éste le reitera que su compromiso es lograr mejores leyes para el país.
El coordinador priista dijo que no tienen una varita mágica para saber cuándo bajarán las tarifas de gas y luz.
El coordinador priista dijo que no tienen una varita mágica para saber cuándo bajarán las tarifas de gas y luz. (Juan Carlos Bautista)

México

El líder priista en el Senado, Emilio Gamboa, reconoció que la reforma energética tendrá un costo político, pero sostuvo que lo van a asumir el PRI y el presidente de la República, porque no hay varita mágica para decir cuándo van a bajar las tarifas de luz y gas, mientras que en el caso de las gasolinas “nunca se habló de que bajarían”.

Aun cuando desde la tribuna Acción Nacional ha presumido que esta es su reforma energética, ayer el coordinador de la bancada mayoritaria en el Senado dijo que aunque tenga costos de popularidad para el presidente Enrique Peña Nieto, el compromiso es que el país salga adelante con mejores leyes.

“¿Tiene un costo político? Hemos dicho y reitero ¿va a bajar la gasolina? No. ¿Va a bajar la luz y el gas? Sí. En cuánto tiempo, no tenemos una varita mágica, pero sí aclarar y puntualizar, mientras más rápido se implemente la reforma, más rápido va a llegar esa disminución de las tarifas en luz y en gas”, externó el legislador.

Al aseverar que nunca se habló de que bajarían las gasolinas, sino de que a partir del 1 de enero ya no habrá gasolinazos cada mes y se va a incrementar la gasolina de acuerdo con la inflación, abundó:

“¿Estamos dispuestos al costo político? El Presidente lo ha hecho. Sabe que transformar al país tiene un costo, lo sabe perfectamente, y tiene un costo en su popularidad, lo sabe perfectamente”.

No obstante, dijo que Peña Nieto siempre le ha dicho que su compromiso es que este país salga adelante, que México tenga mejores leyes para que progrese desde el punto de vista económico, político y social.

“Él lo dice cuantas veces he estado con él”, remarcó el coordinador tricolor, al subrayar que él también cree en este proyecto, que permitirá que el país cambie con todas las reformas realizadas en esta legislatura, con el apoyo de PRD, PAN y Verde.

“El costo estamos dispuestos a asumirlo, porque estamos convencidos que es para bien del país”, insistió.

AGILIZAN EL DEBATE

El Senado cerró el paso a cualquier cambio propuesto por la izquierda para modificar el dictamen central de la reforma energética, la ley de hidrocarburos, que fue aprobado pasada la medianoche y enviado a la Cámara de Diputados con modificaciones para adelantar la liberación de los precios del gas y nuevas regulaciones en materia de concesiones mineras que también podrán realizar actividades de transmisión de energía eléctrica.

Al reanudarse la discusión, las bancadas pactaron un nuevo mecanismo para agilizar la discusión por temas y agrupar por cada uno los artículos respectivos. Sin embargo, el nuevo formato tuvo el mismo fin, pues después de la medianoche los legisladores seguían en tribuna debatiendo sin que PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza permitieran más cambios que los impulsados por las comisiones dictaminadoras de Energía y Estudios Legislativos.

Ayer el Senado debatió 616 reservas: 468 del PRD, 114 del PT, una del PAN, 18 del PRI y cinco del Partido Nueva Alianza.

Respecto a si ya hay acuerdo para sesionar mañana, el priista Emilio Gamboa dijo que la intención es continuar para concluir los trabajos el lunes y que la Cámara de Diputados pueda discutir en paquete los cuatro dictámenes, pues solo se les haría llegar el de ley de hidrocarburos.

Por la mañana, la mayoría del PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza avalaron los artículos que reducen de 50 a 20% la participación de Pemex en los contratos para explorar y explotar en aguas profundas y ultraprofundas.

Aunque PRD, PT y el senador por Morena, Adán Augusto López, dieron nuevamente un debate de más de 13 horas, hasta el cierre de esta edición no consiguieron modificar ni un artículo a la ley de hidrocarburos.

Sin embargo, entre los cambios aprobados que impulsaron PRI y PAN, se incluye el artículo 27 para poner a salvo los derechos de los concesionarios mineros, para que reciban un pago o contraprestación de otras empresas que hayan obtenido contratos para explotar y explorar contratos en el mismo predio donde está la mina.

El inciso III especifica que podrán recibir pago en efectivo, un compromiso para formar parte del proyecto de extracción o una combinación de los dos. Al igual que los dueños de la tierra podrán recibir entre .5% y 2% de las ganancias de la petrolera o gasera.

Además, en el caso de los precios del gas se cambió el artículo 19 transitorio para establecer que “los precios al público de gas licuado de petróleo se determinarán bajo condiciones del mercado a partir del 1 de enero de 2017 o antes, en la fecha en que se haya implementado el programa de apoyos focalizados a los consumidores a que se refiere el párrafo primero de esta fracción”.

Asimismo, se modificó la integración del Centro Nacional de Control de Gas, que concentra funciones en el director, la cual se conformará de un consejo de administración, con al menos una tercera parte de consejeros independientes.

EL FRACKING NO DAÑA EL MEDIO AMBIENTE: PVEM

El Partido Verde defendió desde la tribuna el artículo 4 de la ley de hidrocarburos, que permite la práctica de la fracturación de la tierra para explotar y explorar yacimientos de gas, mediante inyección de agua o fracking, que implicará el uso de entre 6 mil y 30 mil millones de litros de agua para ello.

El dictamen aprobado ayer en materia de reservas de hidrocarburos no contiene limitaciones para que se realice esa práctica en México, una vez que entre en vigor la reforma energética.

En nombre de la mayoría PRI, PAN y su partido, el ecologista Pablo Escudero mostró estudios del Consejo Superior del Colegio de Ingeniería de Minas Gas no Convencional de España y del científico Richard Müller, entre otros, según los cuales no se ha comprobado que esta práctica genere consecuencias de daño ambiental.

Dijo que las cuencas han sido estudiadas por agencias ambientales de Estados Unidos, y subrayó que estados como Texas, Dakota o Lousiana ya desarrollan esa práctica.

“Sí, pero en esos estados también está aprobada la pena de muerte”, le reviró el perredista Armando Ríos Piter, al demandar al ecologista no traspolar experiencias de otros países que serían devastadoras para México, “aun cuando su partido esté de acuerdo con penas como la que priva de la vida”.

Claves

Concesiones

- Para la explotación de áreas con recursos geotérmicos —energía producida por el vapor del agua del subsuelo—, en la reforma energética sí se considera el esquema de concesión a favor de empresas nacionales o extranjeras interesadas, no así para el sector de hidrocarburos, los cuales se regirán por contratos público-privados.

- De acuerdo con ProMéxico, hay seis grandes transnacionales en el país a las que se les abre la puerta para la explotación de este recurso, considerado renovable y limpio, que son: Sanyo, Iberdrola, Acciona, Energies Nouvelles, Vestas y Gamesa.