Niega Madero alianza con el PRI en tema energético

El líder panista señaló que la propuesta priísta en esta materia no les convence, ya que no resuelve los problemas del sector energético.
Gustavo Madero, presidente del PAN
Gustavo Madero, presidente del PAN (Archivo)

Ciudad de México

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, negó que haya contratos secretos con empresas o una alianza con el Revolucionario Institucional para ampliar la reforma energética, a fin de permitir que el Estado comparta con petroleras privadas la producción de hidrocarburos.

En conferencia de prensa, aclaró que el Partido Acción Nacional (PAN) presentó ante el Congreso de la Unión la iniciativa de reforma energética que México necesita para crecer y detonar un motor potente de la economía, que ha estado subutilizado y mal administrado.

Durante una gira de trabajo por Durango, el líder panista expuso que lo cierto es que "tenemos muchos recursos naturales, como petróleo y gas, pero hoy estamos importando el 40 por ciento de las gasolinas, el 40 por ciento de los fertilizantes, el 40 por ciento del gas natural".

Ello habla de que hay oportunidades que se podrían aprovechar de hacerse algunos cambios en la legislación, como los que propone el partido blanquiazul, indicó.

Aclaró que "la reforma que presentó el PRI no nos satisface, no nos convence, y creemos que no resuelve los problemas ni aprovecha las oportunidades que tiene un país tan grande como el nuestro, por lo que no estamos haciendo ninguna alianza".

Por otro lado, el líder panista comentó que su propuesta de reforma política tiene como meta específica corregir las fallas en la democracia en estados como Durango, donde se sobrerepresenta una expresión política en detrimento de la pluralidad y de otras fuerzas políticas.

Aclaró que la aprobación de la reforma político-electoral que está en proceso no será moneda de cambio para abrir la posibilidad de votar a favor de la energética.

La reforma política-electoral será constitucional, por lo que tendrá que irse a los estados y la mayoría de los Congresos Estatales la deberán aprobar para que sea publicada, pero también tendrá que suceder lo mismo con la energética, que tendrá que pasar por todas las entidades, concluyó.