PRI y PAN se culpan por retraso en leyes electorales en NL

César Camacho culpó a los diputados panistas de “querer imponer condiciones”; Gustavo Madero atribuyó el retraso al gobernador Rodrigo Medina y a los legisladores del PRI.
César Camacho y Gustavo Madero.
César Camacho y Gustavo Madero. (Cuartoscuro (archivo))

Ciudad de México

Los presidentes nacionales del PRI y PAN, César Camacho y Gustavo Madero, se culpan mutuamente por el retraso en la armonización de las leyes electorales locales de Nuevo León con la reforma político-electoral, promulgada en mayo pasado. 

“Si no hay legislación electoral en Nuevo León esto responsabilidad de los panistas; los diputados del PAN no se presentaron en el Congreso local, con una dosis de capricho pretendiendo imponer algunas condiciones para la reforma electoral local”, aseguró el priista César Camacho en entrevista con Milenio Televisión.

“El único responsable de que no se aprobara la reforma político-electoral en Nuevo León es el gobernador Rodrigo Medina, quien por medio de los diputados del PRI, quiso imponer en la legislación la sobre representación artificial de partidos satélites, con lo cual se violentaba el espíritu de la Constitución”, señaló en un comunicado el panista Gustavo Madero.

Los diecisiete estados donde se realizarán elecciones en 2015 son: Baja California Sur, Campeche, Colima, Chiapas, Distrito Federal, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán.

De estos Nuevo León y Jalisco aún no lo han hecho, en ambos se realizará el proceso electoral para elegir gobernador. Hoy finaliza el plazo legal para que los estados realicen la armonización de las leyes electorales.

Camacho aseguró que en Nuevo León los diputados panistas fueron convocados para el pasado jueves, sábado y  domingo y para hoy, pero no se presentaron; “saben que aritméticamente no se podía votar la reforma sino estaban presentes, hay una especie de abuso de esta posición que ellos tienen en el Congreso local, pretendiendo cambiar términos respecto de la reforma federal que ya está plasmada en la Constitución”, apuntó.

“Si Nuevo León está en falta es por culpa de los diputados panistas de ese estado, lo mismo en Jalisco anqué por razones distintas. No menos grave es el asunto en Jalisco.”, aseguró.

El líder priista advirtió que de no homologarse las leyes electorales “habría una elección con un sin número de dificultades, con normas dispares porque la regulación constitucional ya está en vigor, lo que se contraponga de la legislación electoral de Nuevo León con la federal no tiene valor por jerarquía impera la reforma constitucional”. 

Sobre el tema, Madero lamentó que el Gobernador de NL “metiera las manos en el proceso legislativo” y afirmó que Acción Nacional apoyará las acciones que tomaron sus legisladores “de manera responsable, porque no se trata de aprobar al vapor una reforma a modo para el PRI ni su Gobernador, sino conservar los principios  aprobados a nivel nacional para justamente frenar los abusos y el autoritarismo de los mandatarios estatales”.   

“Estamos seguros que el costo político será para el PRI y su gobernador, ya que sólo han demostrado falta de interés al no buscar soluciones y conciliación en este y muchos otros temas”, dijo.  

Respecto a Jalisco los legisladores podrían aprobar las reformas hasta el 7 de julio, debido a que los comicios del 2015 en ese estado serán el 7 de julio.

De acuerdo con los lineamientos del INE la elección para el 2015 se prevé que se lleve a cabo el 7 de julio, lo que significa que el periodo electoral en Jalisco comenzaría el 7 de octubre de este año, por ello los tres meses antes del periodo electoral, que marca la ley como límite para que sea modificada la norma antes de comenzar las elecciones vencen el 7 de julio y no el 30 de junio.