Ni chantajes ni simulaciones en reforma educativa: PRI

El líder pirísta, César Camacho, señaló que corresponde a los gobernadores aplicar esta reforma, la cual parte de la exigencia social de mejor educación.
César Camacho, líder nacional del PRI
César Camacho, líder nacional del PRI (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El líder nacional del PRI, César Camacho, aseguró que en la aplicación de la reforma educativa no hay lugar para los chantajes y las simulaciones, pues es un mandato de la mayoría de los ciudadanos y los alumnos elevar la calidad de la educación.

Durante la inauguración del foro "¿Qué sigue después de la reforma educativa", organizado por la Secretaría de Vinculación Ciudadana del PRI, Camacho Quiroz dijo que corresponde a los mandatarios locales aplicar la ley aprobada por el Congreso.

"No hay lugar para el chantaje ni para el disimulo, la aplicación firme de la reforma educativa, además de ser un mandato legal, es un mandato moral, una generalizada exigencia social, corresponde a las entidades federativas hacer cumplir la Ley, y sobretodo, cumplir con las nuevas generaciones", enfatizó.

El líder priísta aseguró que ese partido está abierto al diálogo y respeta las diferentes posturas, sin embargo, dijo que en la reforma el interés de la nación es brindar una mejor educación a las nuevas generaciones.

"En el PRI no sólo aceptamos la pluralidad, sino nos parece que es fuente inagotable de ideas y propuestas, siempre seremos, esa es nuestra vocación y nuestro talante, siempre seremos partidarios del diálogo para superar las diferencias, pero en este tema el interés superior de la nación está del lado de la exigencia de nuestros niños y jóvenes para acceder a una educación verdaderamente reivindicadora", afirmó.

En este sentido, celebró la actitud del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al que calificó como "protagonistas de la transformación de la educación".