Con la reforma “ya nadie es un súbdito”: Diego

"Ya se acabó el tiempo en el que el Ejecutivo federal era el patrón de todo un pueblo; estoy seguro de que la propuesta del presidente Peña no va dirigida a atropellar los derechos ni a perder ...
Acudió a un informe de labores de una funcionaria del Poder Judicial capitalino.
Acudió a un informe de labores de una funcionaria del Poder Judicial capitalino. (Martín Salas)

México

Diego Fernández de Cevallos celebró la aprobación de la reforma energética propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, porque confía en que no tiene intenciones de atropellar los derechos ni la soberanía nacional.

En entrevista al concluir el segundo informe de labores de la magistrada presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal, el panista dijo que está convencido de que el objetivo de la reforma es modernizar al país y sacarlo del "infierno" en que se encuentra.

"Podemos poner a la vista de todo un pueblo de que el infierno en que nos encontramos en materia energética no debe seguir. Hay docenas de millones de seres humanos brutalmente empobrecidos para estar anclados en un pasado y manejar argumentos mentirosos para tratar de sustentar un supuesto apoyo del mundo de las izquierdas.

"Aquí no hay izquierdas ni derechas, aquí hay necesidad de que México no pierda soberanía, pero que se modernice y que los bienes de México sean para los mexicanos Hoy en día todo sale al extranjero. Dicen los contrarios que se va a entregar el petróleo, hoy lo estamos entregando, hoy el gobierno bajo su riesgo saca el petróleo y lo entrega al extranjero", puntualizó.

Aunque felicitó y expresó su apoyo a la reforma, consideró necesario cuidar que la ley secundaria en materia energética no se aparte de su propósito.

"Ya se acabó el tiempo en el que el Ejecutivo federal, hace muchos años, era el patrón de todo un pueblo, hoy no somos súbditos, somos ciudadanos y estoy seguro que la propuesta que ha hecho el presidente Peña no va dirigida a atropellar los derechos ni a perder soberanía", expresó.

Sin embargo, cuestionó la "enorme" falta de respeto que tuvieron los partidos con la Cámara de Diputados y el Senado, porque la reforma fue votada "sin el más mínimo conocimiento de muchísimos legisladores, no puede pasar como algo de poca monta", subrayó.

Dijo que PRI, PAN y PRD debieron encontrar una fórmula para socializar el dictamen, para que pudiera tener el reconocimiento de todos los mexicanos o por lo menos, dijo, de la mayoría.

"Sobre todo el PAN y el PRI, por temor a que se les fuera de las manos la reforma prefirieron un atropello en el momento de mandar esta minuta al Congreso", apuntó.

Sobre las intenciones del PRD de anular la reforma energética en 2015 a través de la consulta popular, Fernández de Cevallos aseguró que hasta la fecha no es claro el alcance de dicho procedimiento para revocar artículos de la Constitución.

"Hay que tener cuidado, no hay que adelantar vísperas, porque para los que quieren llevar a cabo a través de ese procedimiento constitucional una revocación y un rechazo y hacer a un lado o dejar atrás o sencillamente anular la reforma, a lo mejor se van a quedar pensando que se equivocaron otra vez de camino", enfatizó.

El ex candidato presidencial también consideró necesario que se legislé en torno a la Ley de marchas en el Distrito Federal, sin embargo, subrayó que se debe tener cuidado porque en la capital se concentran los poderes de la unión y las dependencias federales.

El panista mencionó que sí se deben tomar en cuenta los derechos de los manifestantes, pero debe existir un límite para que no se afecten los derechos de terceros.

"Por supuesto que debe haber plena libertad para manifestarse, pero no para delinquir. Y si uno de ustedes tuviera un hijo en la policía le horrorizaría que en última instancia cualquier vándalo, cualquier anarco, pudiera despedazarle la cara o matarlo", puntualizó.

Lo que había dicho

En su texto Ni Entreguista Ni Patriotera la Reforma Energética, publicado el 2 de diciembre, Fernández de Cevallos propuso aprobar simultáneamente la reforma constitucional y legal respecto a los contratos con particulares.

Propuso incluso definir que en una primera etapa, los contratos de exploración y extracción de petróleo se limitarían a una superficie de territorio nacional.

Consideró que debería especificarse que todo el petróleo y el gas son propiedad exclusiva del Estado antes y después de ser extraídos.

Para el panista, la reforma debía de especificar que Pemex y CFE seguirían siendo propiedad de la nación y proteger en la ley su fortaleza para garantizar la rectoría del Estado y la soberanía nacional.