Con la reforma energética, la IP invertirá 10 mil mdd

Estima el funcionario que en los próximos años llegarán 700 mil millones de dólaresen hidrocarburos y otros sectores; espera fondos importantes de empresas españolas.
Francisco Xavier Salazar Diez de Sollano, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
Francisco Xavier Salazar Diez de Sollano, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). (Cuartoscuro)

Madrid

El presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Francisco Xavier Salazar, aseguró ayer que gracias a la reforma energética, a finales del sexenio de Enrique Peña Nieto el sector privado invertirá alrededor de 10 mil millones de dólares en la industria energética.

"Se espera que para finales del presente sexenio el sector privado estará invirtiendo alrededor de 10 mil millones de dólares en el sector energético", expresó Salazar, quien añadió que, por ello, el Estado mexicano también deberá hacer los deberes, es decir, realizar una importante inversión.

"Lo que se estima es que en los próximos años se inviertan en México aproximadamente 700 mil millones de dólares, no solamente en hidrocarburos, sino en otros sectores", expresó tras participar como ponente en la conferencia México: perspectivas de la reforma energética, en un hotel de la capital española.

De esa cantidad, detalló, "probablemente la mitad sean recursos del propio Estado, es decir, de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad, y el resto de inversión privada", aunque, subrayó, "este es un proceso que va creciendo cada vez más".

Salazar detalló el proyecto recientemente aprobado en México y explicó que se llevó a cabo "un cambio fundamental que había esperado muchos años y que representa oportunidades de crecimiento para catapultar definitivamente al país".

Por ello, añadió, se espera una inversión importante de parte de España, país especializado en la industria energética y energías renovables.

"Los españoles han estado invirtiendo desde hace años en el sector energético y creo que inversionistas de éste y otros países, con el potencial de esta nueva reforma, seguramente verán mayores oportunidades de inversión".

Respecto al subsidio de la tarifa de la luz, Salazar descartó que vaya a desaparecer y señaló que lo importante es ayudar a la gente que más lo necesita, por lo que lo ideal es eliminar el subsidio generalizado.

"No hay que pensar que los subsidios van a desaparecer, la razón principal son las condiciones de pobreza en algunas zonas del país. Lo que debe cambiar es el enfoque, ahora mismo existen los subsidios generalizados que igual benefician a un profesionista que vive muy bien que a una familia pobre y numerosa. Por eso, el cambio que debe haber es cómo podemos concentrar los recursos en la gente que verdaderamente lo necesita".

En ese sentido, explicó que, por ejemplo, "actualmente en el sector eléctrico se invierten más o menos en subsidios alrededor de 100 mil millones de pesos. Esa cifra si la logramos llevar al sector que se requiere podríamos beneficiarlo de manera más activa", señaló el titular de la CRE.

En cuanto a si con la reforma energética disminuirá el precio de la luz, el titular de la CRE respondió: "lo que se busca es que los costos puedan reducirse por el efecto de la competencia", sin olvidar la sustitución de combustibles.

"En la medida que México pueda interconectarse más con Estados Unidos y pueda desarrollar sus reservas de gas, va a poder reducir costos de combustible", lo que redundará en reducción de precios.

Consideró que "es difícil hablar de fechas concretas" para que los ciudadanos vean reducidos las cifras en el pago del recibo de la luz. "Esto no es un tema que cambie de un día a otro, hay que hacer reglamentos, directivas, y esperar a lo que diga el Congreso".

Alza en empleos

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, pronosticó que 2014 será "un buen año" en materia de empleo y de altas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pues se podría llegar a casi 800 mil plazas.

Recordó que en 2013 hubo un crecimiento económico de 1.3 por ciento, lo que permitiría la creación de unos 200 mil empleos, aunque el registro de altas ante el IMSS a fin de año fue de casi 500 mil.

Eso significa que la diferencia de 300 mil empleos no fue de plazas nuevas, "sino que es formalización de empleo y esa es una magnífica noticia", expresó.