Reducen nómina 50% para saldar adeudos

El alcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre, señaló que la anterior administración dejó un pasivo de 120 millones de pesos, por lo que en la primera quincena de enero se comenzó la depuración.

Ramos Arizpe, Coahuila

El recorte del 50 por ciento de los trabajadores del Ayuntamiento de Ramos Arizpe, obedece a una estrategia para saldar adeudos, según el alcalde Ricardo Aguirre.

Informó que la anterior administración dejó una deuda de 120 millones de pesos, entre banco y proveedores.

"Lo que hicimos fue hacer un análisis de la nómina por departamento, sin ver una cara o un perfil, simplemente aquellos puestos que no obedecen las necesidades de la actual administración, se irán depurando gradualmente", especificó.

El edil señaló que esto inició desde el primero de enero y a la fecha quedan 450 personas en el Ayuntamiento.

Al momento no puede asegurar que no existían aviadores, pero sí hubo 18 personas que se presentaron a indagar cual era su situación, después de esta primera quincena ya que no se les había depositado, momento en el que se les informó su baja, debido a que no se presentaron a sus labores por un plazo máximo de tres días.

La deuda inició en 1998

Añadió que posterior a este hecho y ya que las finanzas del Ayuntamiento se encuentran más saneadas, se tiene proyectado abrir una recontratación de por lo menos cien plazas en abril.

En el tema de la deuda explicó que se arrastra desde las administraciones de 1998 a la fecha.

De esa cantidad, 60 millones se deben a Banobras, a quien se le abonará un millón 400 mil pesos mensuales.

Aunque existe la intención de aprobar en sesión de cabildo, que se haga una reestructuración de la deuda con este banco, para que se les otorgue la oportunidad de pagar 800 mil pesos mensuales, con el compromiso de saldar en su totalidad lo que se debe una vez que termine el actual gobierno.

Los otros 60 millones de pesos corresponden al adeudo con proveedores, como con el Hospital Universitario.

El alcalde aseveró que se reunió con el director de la clínica, Alfonso Carrillo, con quien ya se acordó pagar durante el resto de la administración los 7.4 millones de pesos que se deben, además de que el servicio médico ya fue reactivado a trabajadores y sus familiares.

Otros de los proveedores con quien también se tienen cuentas pendientes es el servicio de recolección de basura Pasa.