Para recuperar recurso, condicionan a ex supernumerarios

La LX Legislatura liquidó con tres meses a trabajadores que tenían menos de tres meses laborando y para recuperar dinero, la actual legislatura los condiciona si quieren regresar a laborar.

Guadalajara

Los 46 trabajadores de la LX Legislatura que fueron indemnizados con tres meses de salarios a pesar de sólo haber trabajado tres o menos de tres meses no podrán regresar a laborar al Poder Legislativo y en caso de querer hacerlo deberán regresar el dinero que se les otorgó. 

“El primer acuerdo de esta Junta de Coordinación Política es si estos 46 trabajadores supernumerarios quieren ser parte de esta LXI Legislatura tendrán, primero están en una lista negra para que no puedan ser contratados, en efecto de que el daño al erario que se generó a pagarse esta indemnización pueda ser retribuido “, explicó el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ismael del Toro. 

De esta forma, aquellos trabajadores que no vayan a regresar a laborar a la actual legislatura podrán disfrutar de su liquidación de manera completa a pesar de que recibieron un recurso que no les correspondía. 

Por otra parte, 20 trabajadores con más de dos años laborando les cambiaron plaza y fueron liquidados de la primera por lo que realizará una investigación para detectar al personal administrativo responsable de tales hechos. 

“Si quieren seguir trabajando tendrán que regresar esa derogación adicional pero los dos casos que identificamos que si bien están apegados a un acuerdo de la Junta de Coordinación Política que obedece una estrategia de evitar que se paguen laudos y que se pueda dar consecuencias  jurídicas de basificación, también estamos instruyendo a la dirección jurídica para que revise caso por caso si hay alguna irregularidad en la entrega de estos cheques”, agregó Ismael del Toro.

Entre las irregularidades que se pueden encontrar es que la suma de los cheques no sean acordes a los meses trabajados o a la plaza requerida. 

La actual Junta de Coordinación Política se manifestó a favor de las medidas jurídicas tomadas por la pasada Legislatura a pesar de que de esta se derivó el pago de liquidación por tres meses a un total de 46 de trabajadores que tenían menos de tres meses laborando en el Congreso. 

Indicaron que para despedir a los 269 trabajadores supernumerarios de la pasada Legislatura se dejó una bolsa de 28 millones de pesos. Actualmente han cobrado 234 trabajadores que representa 25 millones de pesos y quedan pendiente por cobrar 35 ex trabajadores que equivale a casi tres millones de pesos. 

Del Toro afirmó que dicha medida representa un ahorro. Pues un estimado realizado por la dirección jurídica, si los 269 trabajadores hubieran denunciado  se tendrían que pagar 130 millones de pesos y en caso de haberse ordenado la reinstalación; el salario de estos costaría 390 millones de pesos durante los tres años.