Entre el rechazo y 'luz verde' a propuesta de alumbrado

Mauricio Fernández consideró que el Congreso no debería descartar el proyecto, Clara Luz Flores dijo que en Escobedo no se haría el cobro y Monterrey aseguró que el servicio continuará igual.

Monterrey

Mientras que la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, rechazó en forma contundente la propuesta para que la ciudadanía pague el alumbrado público, el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, afirmó que el Congreso no está para "quebrar" a los municipios.

A su vez Adrián de la Garza Santos, alcalde de Monterrey, señaló que continuarán ofreciendo el servicio de forma regular.

En entrevistas por separado en el Palacio de Gobierno, la munícipe se pronunció en contra de esta propuesta que generó su homólogo.

"Nosotros dijimos que no, nosotros no la vamos a presentar al municipio, para esa iniciativa se necesita que el Cabildo autorice un convenio con quienes prestan el servicio de energía eléctrica y nosotros no lo vamos a ejercer.

"La situación en particular de cada uno de los municipios, por ejemplo, las preocupaciones del municipio de San Pedro son diferentes, la actividad económica de los habitantes del municipio de San Pedro son muy distintas, pero para el municipio de Escobedo sí es una cantidad significativa", comentó Flores.

Por su parte, el alcalde de San Pedro afirmó que presentará los próximos días una propuesta completa a los diputados para ejemplificar el por qué se requiere que se apruebe esta propuesta a favor.

"Yo voy a presentar todo el paquete donde debemos ubicar a los municipios según un comparativo nacional, no sé si el afán del Congreso es quebrar a los municipios y si esa es la propuesta van por buen camino, los van a acabar tronando.

"Los prediales que paga la Ciudad de México contra San Pedro es 500 por ciento más alto en equivalencia en propiedades, si mi municipio estuviera enclavado dentro del DF, mis prediales serían 500 millones de pesos más", señaló Mauricio Fernández.

Por su parte, el alcalde De la Garza Santos dijo que lo que le está provocando un mayor golpe financiero al municipio es el contrato de Asociación Público Privada que sostiene con un particular para ofrecer el servicio.

"Está el gasto de una APP que le afecta mucho a Monterrey, que está garantizado con el pago del impuesto predial, que no está en los 2 mil 200 millones de deuda, y le dificulta a Monterrey como gasto de operación, porque todo lo que se paga de predial es para pagar el alumbrado, no son los cables, no son los postes, sólo el foco.

"Además recuperar el pago del recibo a la CFE y otras empresas que se han contratado en el pago de energía, el costo de alumbrado en Monterrey es alto por los compromisos que ya tenemos y además porque tiene áreas oscuras, que tenemos que hacer más eficientes; independientemente que se apruebe o no la propuesta, Monterrey seguirá ofreciendo el servicio en forma normal", señaló.