Ratifican a magistrado ligado a polémicas

Carlos Emilio Arenas Bátiz concluirá su encargo en el año 2024; anteriormente fue cuestionado por liberar a un joven que había sido condenado a 35 años de prisión por asesinato.
Arenas Bátiz tomó protesta en el Pleno.
Arenas Bátiz tomó protesta en el Pleno. (Foto: Reynaldo Ochoa)

Monterrey

El Congreso de Nuevo León aprobó este miércoles la ratificación por 10 años más del magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJ), Carlos Emilio Arenas Bátiz, con lo que concluirá en 2024 los 20 años de su encargo.

El pasado mes de junio, los diputados locales ratificaron de igual manera a los magistrados Graciela Buchanan Ortega, Jorge Luis Mancilla y José Eugenio Villarreal, dejando pendiente el expediente de Carlos Arenas Bátiz, cuya fecha límite para su ratificación era el mes de septiembre.

En este sentido, este miércoles los legisladores locales aprobaron primeramente en la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, y posteriormente por el Pleno del Congreso del Estado, la estancia por un segundo y último periodo de 10 años a Arenas Bátiz.

Con ello, el Congreso de Nuevo León concluyó con su obligación de ratificar o nombrar sustitutos a los cuatro magistrados de los 16 que conforman el TSJ, y que este año concluyeron sus periodos de 10 años conformando el colegiado.

El diputado Fernando Elizondo Ortiz fue el encargado de llevar al Pleno la propuesta de ratificación, la cual fue apoyada por la diputada de Nueva Alianza, Dolores Leal Cantú y el legislador independiente Luis David Ortiz Salinas.

Posteriormente se procedió a la votación por vía de la cédula para que el voto fuera secreto, resultando una aprobación por unanimidad de los legisladores presentes en la sesión.

Una comisión de diputados acudió por el magistrado, quien esperaba afuera del recinto, y lo condujeron al Pleno donde le fue tomada su protesta.

Arenas Bátiz fue duramente cuestionado luego de dar la libertad a un joven que había sido condenado a 35 años de prisión por asesinato, y salió las calles a quitar la vida a siete personas más, entre ellos un joven estudiante de la preparatoria número 2.