Senado ratifica a representante de México ante la OEA

Luis Alfonso de Alba Gongora dijo que no hay campañas de desprestigio desde el gobierno federal contra los defensores de derechos humanos.
Fotos de comparecencias de los designados ante la OEA y ante la UNESCO.
Fotos de comparecencias de los designados ante la OEA y ante la UNESCO. (Tomada de Twitter del Senado)

Ciudad de México

El Senado aprobó la ratificación del embajador de México ante la Organización de Estados Americanos, Luis Alfonso de Alba Gongora, quien en comisiones aseveró que no hay campañas de desprestigio desde el gobierno contra los defensores de derechos humanos  internacionales, al señalar que pueden ser marginales, pero hay mucho respeto hacia ellos aun cuando el trabajo de todo actor involucrado en derechos humanos no es infalible.

También aprobó la designación del representante ante la UNESCO, Andrés Roemer; la embajadora en Austria, Alicia Berrueto, pero no pudo tomarles protesta por falta de quórum, que se rompió cuando se puso a votación la ratificación de Alejandro Negrín, en Polonia.

La petista Layda Sansores cuestionó la votación tomada por la Mesa Directiva, al hacer notar la ausencia del presidente Roberto Gil, cuyo sufragio apareció a favor de las designaciones en el tablero electrónico.

"¡Eso es trampa!", reclamó la legisladora. No obstante, el perredista Miguel Barbosa, ex presidente de la Mesa Directiva, dijo que sí puede haber votos que se emitan para un paquete de temas sin estar presentes.

Al comparecer ante comisiones, donde fue ratificado, dijo que debe quedar claro que México mantiene un compromiso de trabajo para mantener los espacios de colaboración y coadyuvancia con los organismos internacionales de derechos humanos.

“Es para beneficio de todos nosotros, y desde luego de los derechos humanos de los mexicanos, que todos estos espacios internacionales se mantenga,  se intensifiquen y sigan coadyuvando a los trabajos de nuestras instituciones”.

De Alba Góngora sostuvo que la relación de México con el sistema interamericano de derechos humanos es muy importante y el país mantiene un compromiso de trabajo y de colaboración con ellos, “que estamos particularmente interesados en que este espacio de colaboración, de coadyuvancia con los esfuerzos nacionales se mantenga y se fortalezca”.

Al referirse al caso Ayotzinapa, dijo que es para beneficio de los derechos humanos de los mexicanos que todos estos espacios internacionales se mantengan, se intensifiquen y sigan coadyuvando al trabajo de las instituciones nacionales.

“Estamos lejos de darnos por satisfechos, hay muchas tareas por resolver y casos específicos, particularmente los que estamos tratando en este momento, tanto de denuncias presentadas por violaciones de derechos humanos a la Comisión Interamericana, donde se han estado haciendo esfuerzos por buscar soluciones amistosas cuando corresponde y, desde luego, el caso Ayotzinapa y del apoyo que nos ha venido proporcionando la Comisión mediante el establecimiento del GIEI”.

Los senadores Laura Rojas y Alejandro Encinas cuestionaron sobre las campañas del gobierno para descalificar a defensores de derechos Humanos como Emilio Álvarez Icaza, a lo que Luis Alfonso de Alba aseguró que existe el compromiso del gobierno federal en la promoción y la defensa de los defensores de los derechos humanos.

Sin referirse a alguno en particular, dijo que los defensores, “son personas que gozan de un alto respeto” y esas campañas de desprestigio que se ventilado “no hay que darles cabida, lo importante es el compromiso en favor de estos activistas de derechos humanos”.

La senadora Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, señaló que la relación de México con la OEA está lejos de encontrarse en un buen momento, y esto tiene que ver con un tema de compromiso con los derechos humanos y de una apertura al escrutinio internacional que hoy claramente está cuestionado.

“La reconstrucción de la relación con la OEA debe pasar por los contenidos, debe refrendar el compromiso de México con los derechos humanos, no es un tema donde únicamente se trate de la opinión del gobierno federal. Las violaciones a los derechos humanos involucran a todos los actores y por lo mismo requieren del compromiso de todos”, indicó la legisladora del PAN.

Alejandro Encinas subrayó que hoy se vive uno de los peores momentos de la relación de México con la OEA por los diferendos que se tienen respecto a la presencia del Grupo Interdisciplinario que participó en las investigaciones de caso de Ayotzinapa, los cuestionamientos al Secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros temas.

“¿Cómo reconstruir una relación, no solamente de confianza, de respeto entre el gobierno mexicano y la Organización de los Estados Americanos? ¿Cómo crear una relación de ejercicio de compromisos y de confianza entre México y la OEA cuando se ha desautorizado y desacreditado el desempeño de los representantes de la Comisión Interamericana en temas delicados, más aún cuando México vive quizá la peor crisis en materia de violaciones graves a derechos humanos de nuestra historia?, cuestionó.