Se dispara racismo tras triunfo del republicano

Mediante las redes sociales publican mensajes de odio; el fenómeno alerta a activistas y organismos estadunidenses.

México

En los días posteriores al sorpresivo triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, se han disparado los reportes de actos intimidatorios y racistas dirigidos a la comunidad afroamericana y a los grupos de migrantes, particularmente a los latinos.

No habían pasado ni 12 horas de la confirmación del triunfo republicano, cuando comenzaron a publicarse mensajes de odio a través de redes sociales como Facebook y Twitter. El fenómeno alertó a los activistas y organismos especializados en la prevención de ataques discriminatorios.

El Southern Poverty Law Center (SPLC), con sede en Alabama, abrió una sección en su página web para recibir los reportes. En un comunicado confirmó que, en los últimos días, se han registrado al menos 200 incidentes relacionados con el odio racial y el acoso a minorías en la Unión Americana.

Uno de los actos más visibles ocurrió en Wellsville, Nueva York, donde una esvástica gigante fue pintada en la pared de un parque con la leyenda "Hagamos blanca a América otra vez". Mientras, la policía de Texas investiga a los responsables de una serie de panfletos. El texto decía:

"Ahora que nuestro hombre Trump fue elegido y que los republicanos tienen el control del Senado y el Congreso, es tiempo de organizar escuadrones de vigilancia para arrestar y torturar a los que permiten esta basura de la diversidad".

En Los Ángeles, California, dos mexicanos ingresaron a un restaurante en el boulevard Hollywood. La mesera preguntó por su procedencia y al conocer la respuesta, expresó: "¿Así que están listos para construir el muro?".

A través de Facebook, la usuaria "Rhio Oracion" también denunció hostigamiento por parte de un hombre blanco. Al asumir que era mexicana, el sujeto la amenazó: "No puedo esperar a que Trump nos pida que los violemos y pongamos detrás del muro. Regresa a tu infierno, maldita migrante". Acto seguido le tiró encima el contenido de su taza.

Gran parte de los incidentes se reportó en centros educativos. En la Universidad del Valle de Utah se encontró pegado en un salón el siguiente mensaje: "Más vale que ahora se queden callados con los derechos de los homosexuales y los ilegales".

Estudiantes también reportaron pintas discriminatorias contra los migrantes musulmanes. En la capilla islámica de la Universidad de Nueva York (NYU), la puerta amaneció rayada con un mensaje a favor de Trump justo después de la elección. En las redes, hubo llamados a evitar el uso del "hiyab" por razones de seguridad.

El fenómeno preocupó a algunos medios de comunicación. En su portada del fin de semana, el diario USA Today destacó en su nota principal "Despierta el racismo tras la elección". La publicación cita al especialista Carlos Wiley, académico de la Universidad de Penn State, quien atribuye los episodios al racismo suprimido durante la presidencia de Obama. "Ahora con Trump, sienten que pueden manifestarlo en seguramente público", comentó.

Sin embargo, no todos los hechos reportados en las redes han sido verificados. La policía de la ciudad de Lafayette, en el estado de Lousinana, dejó de investigar uno de los supuestos actos racistas, tras confirmar que una estudiante de 18 años había fabricado la versión de un asalto a manos de simpatizantes republicanos.