La solución que CNTE y Segob proponen para acabar con el conflicto

Los maestros ya no piden la abrogación sino una suspensión definitiva de la reforma educativa para modificar dos artículos constitucionales; Osorio Chong les propuso mediar un diálogo con la SEP.
No podemos esperar a una confrontación de pueblo contra pueblo: Diego Fernández de Cevallos.
No podemos esperar a una confrontación de pueblo contra pueblo: Diego Fernández de Cevallos. (Milenio Radio)

Ciudad de México

Luego de los bloqueos carreteros y las manifestaciones en Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México, la Secretaría de Gobernación respondió al último pliego de peticiones de los maestros de la CNTE con una alternativa para mediar un diálogo entre el magisterio y la Secretaría de Educación Pública.

Aunque han protestado en contra de la reforma educativa desde su aprobación en 2013, los maestros de la CNTE intensificaron sus manifestaciones el 15 de mayo cuando se declararon en paro nacional de labores. La protesta generó un enfrentamiento el 19 de junio en Nochixtlán, Oaxaca, donde murieron 8 personas. El magisterio, apoyado por padres de familia y alumnos, ha realizado marchas en varias entidades del país, cerró vialidades en Oaxaca y Chiapas, causando desabasto de alimentos y de gasolina.

En este tiempo el secretario Miguel Ángel Osorio Chong se reunió dos veces con los maestros y una con los familiares de las víctimas en Nochixtlán, pero mantuvo su postura de no negociar la reforma educativa e incluso advirtió el 1 de julio que el tiempo para los bloqueos había acabado. Pero ayer ofreció una nueva alternativa de diálogo a la CNTE.

Ayer, los maestros de la CNTE entregaron a la Segob un pliego de demandas en el que ya no piden la abrogación, sino una suspensión definitiva de la reforma educativa mientras se modifican dos artículos de la Constitución y las leyes secundarias de la reforma, aunque mantienen su postura de eliminar lo que los maestros consideran atenta contra su empleo.

"(Planteamos la) suspensión definitiva, de la reforma educativa y todas sus implicaciones, en tanto se modifican los artículos 7 y el 73 constitucionales y las leyes secundarias, que ponen en riesgo la gratuidad de la educación, y que contravienen la visión de la educación humanista e integral, así como lo que atenta contra nuestro empleo y estabilidad laboral", dice el último pliego de la CNTE.

Los maestros también pidieron que se organice un debate nacional con maestros, padres de familia, estudiantes, investigadores, pedagogos, intelectuales, abogados y escritores, cuyos resultados "serán obligatoriamente parte del nuevo modelo educativo", así como que se lleve a cabo una campaña informativa para convocar a la sociedad a que participen en el debate.

Volvieron a exigir que se resuelva la situación de los presos políticos, como el secretario general y el de acción política de la Sección 22 de Oaxaca, Rubén Núñez y Francisco Villalobos, y de los más de 4 mil docentes que despidieron por faltar cuatro días consecutivos a trabajar durante este paro de labores.

Antes de la respuesta de Segob, Osorio Chong ya había adelantado a los maestros que la dependencia a su cargo no podría derogar o hacer modificaciones a las leyes educativas, pues esa es una competencia de los legisladores.

Por su parte, los legisladores integrantes de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión dijeron que hablarían con los maestros de la CNTE después de que concluya el periodo extraordinario, que inició el 5 de julio en el Senado y concluye hoy en la Cámara de Diputados.

El mismo día en que la CNTE entregó sus peticiones, la Segob contestó. Gobernación les ofreció ser el mediador de un diálogo con la SEP para que se incorporen las ideas del magisterio al modelo educativo nacional "definitivo", pero no habló ni de abrogación, ni de suspensión de la reforma educativa.

Ante la respuesta de la Segob, los maestros de la CNTE acordaron analizar la propuesta y responder en una reunión con Osorio Chong el próximo lunes 11 de julio.

Mientras tanto, sus marchas y bloqueos, siguen.