Sí puede haber más retenciones de pagos: Olvera

Dijo que la primera retención de pagos a 260 docentes no fue una acción arbitraria, ya que fueron informados en tiempo de las irregularidades ensu situación laboral e instruidos a ubicarse a un ...
El mandatario afirma que la primera retención de salarios a 260 docentes no fue arbitraria.
El mandatario afirma que la primera retención de salarios a 260 docentes no fue arbitraria. (Arturo González)
Entrevista con el gobernador hidalguense, José Francisco Olvera Ruiz. (Axel Chávez)

Pachuca

Después de que la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) retuviera el pago a 260 maestros que por, supuestamente, cumplir con una comisión en la sección 15 del SNTE no están ubicados en un centro de trabajo, el gobernador Francisco Olvera Ruiz advirtió que siguen analizando la lista de personal con un encargo fuera de las aulas y quien no justifiquen su labor en el sistema educativo estatal también tendrán suspensión de su salario.

“Se sigue revisando la lista de comisionados, la situación de cada quien, y todas aquellas personas que no tienen asignado un centro laboral, o se ubican o simplemente también se le va a suspender el salario”.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), en el último trimestre de 2013 el gobierno federal pagó 23 millones 803 mil 723 pesos a 444 profesores que por tener una comisión en el SNTE o en la SEPH  cobraron un salario sin asistir a las escuelas a impartir clases.

El recurso que cubre las percepciones salariales de los maestros, que en total ocupan 753 plazas, proviene del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB).

El mandatario aseguró que la primera retención de pagos a 260 docentes no fue una acción arbitraria, ya que ellos, a través de oficios, fueron informados de las irregularidades en su situación laboral, e instruidos a ubicarse a un centro de trabajo; sin embargo, no hicieron caso a las recomendaciones.

“Se les han retenido los pagos estrictamente a aquellos que no están haciendo ninguna labor, que no están en aula, en ninguna oficina ni en ningún lado. Esa es una facultad que tiene la autoridad: aquella persona que no trabaja en ningún lugar se le deja de pagar.

“Hubo un análisis, no fue una decisión que se tomara de un día para otro, y estrictamente a aquellas personas que no acreditan estar en ningún centro laboral es a quienes se les ha retenido el salario, los que están trabajando no tienen ningún problema”.

Dijo desconocer si algunos de los trabajadores de la educación que desde hace tres quincenas no cobran han justificado su inasistencia a las aulas y pueda regularizarse su situación. Ese trámite, indicó, debe realizarse en las oficinas administrativas de la SEPH.

“La decisión está muy clara, no ha sido aislada, se han levantado actas, es todo un proceso jurídico que se ha cuidado detrás de cada suspensión”, reiteró.

Dijo no tener reporte sobre un proceso penal iniciado en contra de ex dirigente del magisterio por malversación de fondos.

“No sé si ya haya presentado el Sindicato una denuncia, creo que todavía no porque están finiquitando los detalles de la auditoría, ese sería el documento base para poder presentar una denuncia. Pero que me haya informado la Procuraduría, no hay ninguna presentada”.

Hasta el último trimestre de 2013, como comisionados del SNTE en el estado seguían los ex dirigentes sindicales Cosme Hernández Ortega, quien con cobra 167 mil 51 pesos; Alejandro Soto Gutiérrez, con cuatro plazas y una dieta de 90 mil 253 pesos, y Mirna García López, que entre octubre, noviembre y diciembre de 2013 recibió un pago de 103 mil 802 pesos por su “apoyo administrativo”.

Para saber

El Plan Nacional de Infraestructura 2014-2018 considera mil 548.1 millones de pesos para la construcción de un nuevo Hospital General.

La atención será de segundo nivel, con 86 consultorios, 129 camas censables, 45 camas transitorias y 6 quirófanos.

El gobernador dijo que ese recurso podría emplearse para retomar dos proyectos pendientes, los nosocomios de Especialidades en Pachuca y el de Tulancingo.

Sin embargo, señaló no se descarta que el IMSS se haga cargo de uno de ellos. “El IMSS para poder retomar necesita dinero; lo que hace el  PNI es fijar números duros y ya viene después el detalle de cómo se aplica”.