“El proyecto es de trascendencia social”: Beltrones

Junto con la pensión universal para adultos mayores de 65 años amplía derechos sociales y mejora la calidad de vida, asegura el priista.

México

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, calificó el seguro de desempleo y la pensión universal para adultos mayores como los asuntos de mayor trascendencia social abordados por la actual legislatura del Congreso de la Unión.

Al confirmar que el dictamen será presentado este martes ante el pleno camaral, el legislador sonorense sostuvo que los nuevos mecanismos no sólo amplían los derechos sociales y mejoran la calidad de vida de la población, sino permiten avanzar en las reformas necesarias para modernizar y transformar al país.

Confió por ello en la aprobación del proyecto durante los próximos días para cumplir así con el mandato de la reforma hacendaria y social avalada por el Congreso de la Unión.

Beltrones detalló que el seguro de desempleo cubrirá en su primera etapa a quienes tienen un empleo formal y han pagado sus contribuciones al Infonavit y a las instituciones de seguridad social.

Para acceder a ese beneficio bastará haber permanecido en condición de desempleo al menos 45 días naturales, no percibir ingresos económicos y atender los programas de promoción y capacitación laboral, pues de lo que se trata es de propiciar la pronta reincorporación al trabajo formal, dijo.

“Con la contribución solidaria  de los trabajadores, los patrones y el gobierno federal, el seguro de desempleo entrará en vigor  el 1 de enero de 2015 y, en un término de dos años, su operación será evaluada con vista a que sea un esquema de carácter universal y de mayor alcance”, puntualizó el líder parlamentario del PRI.

En un comunicado de prensa, Beltrones señaló que la pensión universal garantizará a su vez un ingreso básico vitalicio y una vejez digna a los adultos mayores de 65 años de edad, elevando a rango de ley el programa que actualmente opera la Secretaría de Desarrollo Social con un apoyo mensual de 580 pesos por beneficiario, pero con la intención de ajustarlo año con año hasta alcanzar mil 92 pesos.

El dictamen aprobado ya por las comisiones unidas de Hacienda y de Seguridad Social mantiene vigentes los programas de apoyo de las entidades federativas y el Distrito Federal a los adultos mayores, así como los esquemas de pensión de las instituciones de seguridad social.

Además de la edad, los únicos requisitos para recibir la pensión universal serán residir en territorio nacional y estar inscritos en el Registro Nacional de Población.

En caso de fallecimiento del beneficiario se considera una aportación para los gastos funerarios, con la cual se apoya al núcleo familiar en el que conviven los adultos mayores, precisó el coordinador de la bancada priista en el Palacio de San Lázaro.