Vecinos increpan a Mauricio

Habitantes de la colonia Lucio Blanco están en contra de la ampliación de la calle Jiménez; el alcalde les ofreció casas nuevas en el mismo sector a cambio de donde viven actualmente.

San Pedro Garza García

Un grupo de 30 vecinos de la colonia Lucio Blanco que acudieron a protestar en el acceso principal de la Presidencia Municipal de San Pedro, contra el proyecto de ampliación de la calle Jiménez, fue recibido por el alcalde Mauricio Fernández Garza.

Entre gritos y pancartas, el edil les ofreció casas nuevas a un lado de donde viven, descartando que dicho proyecto los vaya a afectar, pese a que tendrían que dejar sus actuales viviendas, ademas aclaró que las obras serían con recursos del Estado y la Federación. 

"Te lo juro eras mi ídolo, yo pensé que aquí Mauricio es el mero fregón, en quien confiamos; por qué la pintadera de las fachadas de las casas, por qué la arregladera si sabías que iban a sacarnos", le recriminó Martha Alicia Alvarado, vecina cuya madre ha vivido 47 años en dicha colonia y podría ser afectada.

Tras lo anterior, Fernández Garza le aseguró que ni ella, ni los otros vecinos serán afectados.

"Yo no te voy a sacar, para que te quede claro, yo no te voy a sacar, pero no me estés criticando por ofrecerte algo, eso no me pueden criticar", respondió.

“Sí nos ofende”, respondió una residente de la colonia Lucio Blanco,  “¡no vengas  a decirnos que buscas el beneficio, no, Mauricio!”

Entre el ping pong de respuestas salió la voz de edil: “¡Es un proyecto federal o estatal, yo no hago puentes!”.

Alicia Alvarado volvió a increpar: “¡Mauricio, eres el alcalde por Dios!, Eso déjalo para mí que soy ignorante”.

“La ampliación de (la calle) María Cantú  es del Estado y el puente Jiménez es de la Federación, o la SCT, no tengo nada que ver, para que entiendas como está la bronca”, replicó el edil. 

Los residentes fueron acompañados por abogados e integrantes del Congreso Nacional Ciudadano, quienes intervinieron e interrumpían al alcalde mientras hablaba con los residentes.

Señalaron al funcionario Héctor Quiroga, como prepotente y altanero, pues los asustó al decirles que tendrían que desalojar sus viviendas ante el proyecto, por lo cual el alcalde pidió una disculpa, aunque lo que buscaban era que dejara las cosas claras. 

Mauricio informó que el proyecto no es municipal, sino federal puesto que es un puente sobre el río Santa Catarina, y el Estado realizaría la proyección de otra ampliación del sector, por lo que buscaría pagarles el valor comercial a quedarse sin casa.

Los residentes bajaron la voz al igual que el alcalde, y los representantes de la agrupación optaron por salirse luego de que el alcalde les dijo que hablará con los cinco posibles afectados por la obra.