El gobierno usa programas sociales como botín político: Lorena Cuéllar

La candidata de PRD-PT a la gubernatura de Tlaxcala dice que debe quedar claro que nadie puede disponer de recursos federales o estatales para condicionar.
Dijo que, pese a los ataques, cerrará su campaña exitosamente.
Dijo que, pese a los ataques, cerrará su campaña exitosamente. (Daniel Beronda)

Tlaxcala

La candidata de PRD-PT a la gubernatura de Tlaxcala, Lorena Cuéllar, aseguró que su campaña ha sido positiva y que espera cerrar sólidamente, pese a los ataques y a la presión que ha ejercido el gobierno estatal contra muchos de sus seguidores. Añade que en el segundo debate a realizarse el próximo 15 de mayo saldrá triunfadora aun cuando el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones pretende beneficiar a un determinado contrincante.

Señaló que no dará continuidad a ningún proyecto o programa del gobierno que encabeza Mariano González Zarur, pues dice que no se han combatido la pobreza extrema y los marcados índices de inseguridad.

¿Cuál es el balance de su primer mes de campaña?

Ha sido positivo, lleno de vivencias maravillosas, de testimonios de personas que me han fortalecido, motivado y sensibilizado. Estos días son parte de los 36 años que llevo en el servicio público y que se ven reflejados con la suma de personas de todos los colores, y eso me motiva a hacer un gobierno diferente.

¿Cuáles han sido las demandas más apremiantes de la sociedad?

La sociedad vive con extrema preocupación por la inseguridad, por la falta de empleo, por la pobreza que existe, y hoy tenemos 75 mil ciudadanos con índices de pobreza que duele, que lastima, que molesta.

Desde la función pública he trabajado incansablemente para eliminar esa pobreza y dar una calidad de vida distinta. La sociedad está indignada y resentida con un gobierno que ha visto por sí mismo y que realmente no le ha cumplido.

¿Dará continuidad a proyectos o programas de la actual administración estatal?

No hay proyecto o programa alguno al que pudiéramos darle continuidad, si hubiera cosas positivas; por ejemplo, me indigna que uniformen a los niños para recordarles quién se los está dando, yo deseo voltear a ver la pobreza con sensibilidad y con el corazón a la gente que sufre.

Este gobierno ha utilizado los programas como botín político y debe quedar claro que nadie puede disponer de recursos federales o estatales para hacer condicionamiento, incluso han utilizado los mismos cuando he ido a realizar un recorrido a las comunidades donde saben que voy a ir y les condicionan sus apoyos de la Sedesol.

¿El primer debate la posicionó o le perjudicó frente al electorado?

Me benefició, cada uno pudo dar sus propuestas y fui pionera en dar a conocer las mías meses atrás, aspecto que me copiaron los otros abanderados.

Mis adversarios políticos no me lograron debilitar y puedo decir que nadie de los contendientes tiene una trayectoria como la mía, porque mi fuerza es la cercanía de la gente, esa es mi verdadera fuerza, los 36 años que he dedicado al servicio público.

¿Qué espera del segundo debate. Considera importante que se haya ampliado a 90 minutos?

A nosotros no nos corrieron la atención para que se sometiera a consideración, y es algo que repruebo totalmente, que las cosas se hagan de manera incorrecta, porque todos tenemos la oportunidad de estar representados dentro de esa mesa donde se toman las decisiones.

A mí representante le dijeron que nos habían mandado un documento, pero jamás llegó y tampoco nos han podido hacer el acuse de recibo, así haya un buen debate, buenos oradores, lo que sea, no han demostrado un trabajo con la ciudadanía, pero veo que están preparando a modo un encuentro distinto que seguramente le beneficie a alguien.

¿Confía en el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones?

Los consejeros recibieron de la ciudadanía una gran responsabilidad y espero realmente respondan a la enorme encomienda que tienen de velar por los intereses del pueblo, no de una persona.

“Los consejeros electorales deben ser justos, deben propiciar piso parejo para todos, eso es lo que espero, porque eso es lo que la gente también espera. La propia ciudadanía saldrá a cuidar las casillas con cámaras y estarán vigilantes en todo momento, porque saben de lo que es capaz el gobierno, y los otros contendientes de extender la guerra sucia, y desde luego lo intentarán hacerlos en las urnas.

Es ahí donde tenemos que estar todos los tlaxcaltecas, tenemos que llevar a muchos amigos, a toda la familia, porque va a depender del gran margen que podamos tener en la votación el próximo 5 de junio.