Confía PRI en que órganos electorales afinen criterios

Eduardo Bailey dijo que las diferencias en la sanción de las quejas se deben a los ajustes de la nueva legislación, y espera que se avance adecuadamente en cuanto al “arbitraje” electoral.

Monterrey

La dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Nuevo León espera que los órganos electorales del estado puedan adaptar las diferencias que tienen en relación a la sanción de las quejas.

A través de su presidente, Eduardo Bailey Elizondo, manifestó la confianza en que las diferencias sean resueltas y afirmó que se deben a los ajustes propios de aplicar una nueva legislación que modificó en gran parte estos procesos.

"Nosotros confiamos plenamente en nuestras autoridades electorales, tanto federales como locales, la Comisión Estatal Electoral (CEE) y el Tribunal, avalamos su integración y proceso de selección, creemos que están trabajando de manera imparcial.

"Es normal, se están adaptando porque nos nuevas autoridades, es un nuevo tribunal, una nueva comisión y en estas primeras decisiones se están adaptando y afinando sus sistemas de coordinación", dijo.

Este sábado, el Tribunal Electoral del Estado (TEE) devolvió a la CEE un par de expedientes por considerar que no se encontraban debidamente integrados al carecer de una conclusión.

Estos casos correspondían a dos denuncias por presuntos actos anticipados de campaña de los aspirantes panistas a la alcaldía de Guadalupe, Francisco Bustillos Soto, Judith Díaz Delgado y Arturo Benavides Castillo.

En un comunicado, la CEE señala que para este organismo es claro que "la Comisión sólo tiene la función de investigar e integrar los expedientes, correspondiéndole al Tribunal Electoral Estatal la resolución de los mismos".

Al respecto, Bailey Elizondo dijo que es cuestión de tiempo para que se afinen los criterios que mejor se apegan a la ley, y se avanzará adecuadamente en cuanto al "arbitraje" de las elecciones.

"No tenemos nosotros, cuestionamientos, confiamos en nuestras autoridades y sabemos que harán su mayor esfuerzo por lograr esta coordinación y los resultados de sus decisiones le darán certeza, transparencia y seguridad a los procesos electorales, para que la gente mantenga al confianza", dijo.

Afirmó que no existe temor de que se queden casos sin sancionar y la ley deberá aplicarse.

"Yo creo que se sancionará aquello que lo merezca y aquello que no, quedará fuera; yo creo que la interpretación de la ley es una delgada línea en la que aquellos que están capacitados como nuestros magistrados y nuestros consejeros, seguro irán afinando en el transcurso del tiempo y en la medida que vayan procesando los distintos casos".