Expulsa PRI a Yarrington y suspende derechos a Borge

El ex gobernador de Tamaulipas es señalado de vulnerar el código de ética y falta de honradez.
Actualmente la PGR ofrece 15 mdp para dar con el paradero del político.
Actualmente la PGR ofrece 15 mdp para dar con el paradero del político. (Héctor Téllez)

México

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI expulsó de sus filas al ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington y suspendió la militancia del ex mandatario de Quintana Roo Roberto Borge Angulo.

Yarrington fue expulsado por vulnerar sistemáticamente los estatutos del partido, el código de ética y cometer actos de falta de probidad (honradez) durante su gestión al frente de Tamaulipas, donde es señalado de diversos actos de corrupción y de haber afectado la imagen del PRI.

En 2012, Yarrington fue acusado en EU de aceptar millones de dólares en sobornos de los cárteles del narcotráfico e invertir el dinero en bienes raíces en Texas.

En el caso de Borge Angulo, la comisión fundamentó la medida en la gravedad de las acusaciones en su contra, “hasta en tanto se resuelva el procedimiento iniciado en su contra, dada la gravedad de las acusaciones, con efectos jurídicos de cara a cualquiera de los escenarios” previstos en el artículo 58 de los Estatutos del partido.

La medida deriva del procedimiento sancionador iniciado por el militante Octavio Delgado Casillas contra Borge Angulo, detalló el PRI.

En la misma sesión, la comisión resolvió expulsar del partido a Arturo Bermúdez Zurita, José Antonio Chara Mansur Beltrán y Gabriel Deantes Ramos, ex funcionarios del gobierno de Veracruz, por realizar conductas contrarias a los documentos básicos del PRI.

En los tres casos, la comisión acreditó su falta de probidad como militantes del PRI durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa en Veracruz.

“En los Procedimientos Sancionadores iniciados el 20 de septiembre último contra los militantes Arturo Bermúdez Zurita, José Antonio Chara Mansur Beltrán y Gabriel Deantes Ramos, por falta de probidad durante el gobierno de Javier Duarte en Veracruz, se determinó su expulsión, al acreditarse que los señalamientos de corrupción en su contra y su actuar han generado un deterioro grave en la imagen del instituto político”, se lee en un comunicado.

“Con estas acciones, el PRI refrenda su compromiso de combatir frontalmente la corrupción y sancionar todas las conductas que afecten el desempeño de los funcionarios emanados de sus filas.

“En el PRI se seguirán analizando con toda puntualidad los otros casos señalados por las instituciones del Estado y en los medios de comunicación”, advirtió.