'Flexibilizar' candados, dio al PRI una gubernatura en 2010

Flexibilizar los requisitos de sus candidaturas en 2008 permitió al PRI recuperar sólo el gobierno de Zacatecas en 2010, de la mano de un ex perredista: Miguel Alonso Reyes, postulado por el PVEM.
Priistas aprueban cambios en los estatutos en la mesa temática realizada Campeche.
Priistas aprueban cambios en los estatutos en la mesa temática realizada Campeche. (Cuartoscuro )

Ciudad de México

A partir de 2008, el PRI comenzó a flexibilizar los candados para elegir a sus candidatos a puestos de elección popular, pero desde entonces sólo ganó una gubernatura con un aspirante no priista, Miguel Alonso Reyes, en el proceso electoral de 2010.

Por el contrario, la imposibilidad de llegar a acuerdos entre los grupos militantes llevó al PRI a perder importantes bastiones históricos a manos de ex priistas postulados por otros partidos, principalmente alianzas entre el PRD y el PAN.

TE RECOMENDAMOS: El PRI se abre a postular candidatos 'simpatizantes'

En 2008, la 20 Asamblea Nacional del PRI abrió la posibilidad de entablar alianzas y coaliciones con otras fuerzas políticas, previo acuerdo con el Comité Ejecutivo Nacional, lo que en los hechos eliminó los candados para que los aspirantes a una gubernatura tuvieran que cumplir con los 10 años de militancia que marcan los estatutos.

"No podemos volver a equivocarnos. Debemos anteponer los intereses de la sociedad y del partido a los intereses personales y de grupo", dijo la líder nacional Beatriz Paredes Rangel a los cuadros reunidos en Aguascalientes.

Frente a las protestas de los militantes que exigían respeto, Beatriz Paredes pidió anteponer los intereses del partido a los de grupo para enfrentar los 37 procesos electorales que tendrían lugar entre 2009 y 2011.

En tres años estarían en juego 23 gubernaturas, la conformación de 31 congresos estatales, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, 2 mil 442 ayuntamientos y 16 delegaciones en el Distrito Federal.

Dos años después, la apertura en el partido logró la candidatura y triunfo del ex perredista Miguel Alonso Reyes, en Zacatecas.

TE RECOMENDAMOS: Imponer candidato en 2018 acabaría con el PRI: militantes 'rebeldes'

El 19 de marzo de 2010, Miguel Alonso Reyes fue registrado como candidato a gobernador de la coalición total Alianza Primero Zacatecas, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), apenas un año después de haber renunciado al PRD y ya como gobernador en funciones solicitó su reafiliación al PRI.

Con el PRD, Miguel Alonso logró la presidencia municipal de Zacatecas y un escaño en el Congreso, pero en 2009 renunció a su militancia local con el argumento de que el partido "dejó de ser un instrumento de la sociedad".

"(En el PRD) pesan más los intereses personales que los colectivos”, dijo Miguel Alonso acompañado de los ex diputados locales José María González Nava, Artemio Utreras Cabral y Jorge Luis Rincón Gómez.

Todos abandonaron el PRI en 1998 para respaldar a Ricardo Monreal Ávila en la búsqueda de la gubernatura por el PRD y a partir de 2010 regresaron al tricolor.

Hoy no sólo son militantes sino cuadros del partido, es decir que han participado en asambleas y organizaciones e incluso algunos ostentan cargos de elección popular.

La apertura para candidatos externos a gubernaturas ocurrió en 2013, en la 21 Asamblea Nacional del PRI, cuando el partido abrió las puertas a "ciudadanos simpatizantes" con buenas calificaciones en encuestas.

Formalmente mantiene los 10 años de militancia obligatoria y la obligación de acreditar la calidad de cuadro, dirigente y haber ocupado un puesto de elección popular en el partido.

Ayer, la mesa temática de estatutos aprobó eliminar los 10 años de filiación partidista a los aspirantes a la candidatura presidencial, siempre que demuestren "prestigio y fama pública" y niveles de competitividad por encima de los militantes.

Las conclusiones de ésta y las otras cuatro mesas temáticas se llevarán a la 22 Asamblea Nacional, el próximo sábado en la Ciudad de México.


El PRI pierde frente a ex priistas

En 2010, el PRI perdió Puebla y Oaxaca, frente a Rafael Moreno Valle y Gabino Cué;  que fueron postulados por alianzas entre el PRD y el PAN.

Al año siguiente perdió Guerrero con Ángel Aguirre, quien fue postulado por el PRD.

En 2015, el PRI perdió Nuevo León frente al ex priista, Jaime Rodríguez quien compitió como “candidato independiente”.

En 2016, el PRI perdió Quintana Roo y Veracruz, a manos de los ex priistas Carlos Manuel Joaquín González y Miguel Ángel Yunes Linares, aunque este último renunció al partido desde 2004.




OVM