• Regístrate
Estás leyendo: PRI busca con vía diplomática frenar muro de Trump
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 07:49 Hoy

PRI busca con vía diplomática frenar muro de Trump

El PRI busca reactivar el reclamo de más de 84 mil has. en la frontera con EU que ese país se quedó desde el siglo XIX, por lo que Donald Trump no podría iniciar el muro que anunció.

Publicidad
Publicidad

Angélica Mercado

El PRI impulsará que se reactive, por la vía diplomática, el reclamo de más de 84 mil hectáreas en la frontera con Estados Unidos que ese país se quedó desde el siglo XIX, lo que impediría que el próximo presidente de ese país, Donald Trump, inicie cualquier construcción de muros mientras no concluya el litigio limítrofe.

En conferencia de prensa, el priista y ex gobernador de Chihuahua, Patricio Martínez, presentó el punto de acuerdo que subirá mañana al pleno, de urgente y obvia resolución, para que el Senado pida a la Cancillería presentar una nota diplomática por la cual México reclame territorios en Arizona y Nuevo México.

“Las notas diplomáticas están inscritas en la solución de los conflictos pacíficos e implican establecer el diálogo para resolver desacuerdos y diferencias. No es lo mismo una nota entre países remotos que inmediatos y tampoco es igual una nota diplomática que tiene características de urgente e indispensable para que se pueda desarrollar una edificación a lo largo de nada más, ni nada menos, que una frontera terrestre de mil 113 kilómetros y que si se va a levantar un muro ahí, necesita el apeo y deslinde como lo hace cualquier vecino cuando va a levantar una barda”.

Explicó la historia de cómo se corrieron los límites en favor de Estados unidos, cuando en busca de oro se movieron los monumentos que fijaban el perímetro de la frontera.

El legislador recordó que en el gobierno de Porfirio Díaz se mandó una nota diplomática para reclamar esos territorios y el litigio se quedó abierto, por lo que el gobierno puede reactivarlo a través la Cancillería si presenta una nota diplomática.

Se trata de 75,636 hectáreas de Arizona y 8,130 de Nuevo México, que corresponden a los estados de Sonora y Chihuahua, respectivamente, que son terrenos de desierto y poca población, pero donde tendría que pasar el muro que propone Trump.

Patricio Martínez afirmó que no se trata de pelear con el presidente de los Estados Unidos, pero el vecino país no puede construir en un territorio que no es suyo.

“El 99 por ciento de esos territorios está deshabitado y habría que llevar todo el tiempo que fuera necesario. Se pueden recuperar porque ya sucedió con los del Chamizal, era la misma situación, ellos corrieron las líneas hacia dentro de territorio de Estados Unidos y México comprobó eso”.

Expuso que se trata de la zona de Nogales, donde hubo un grave litigio cuando se firmaron los Tratado, en donde se estuvo manipulando la frontera para poder explotar una mina de oro blanco por mineros norteamericanos”.

Después desaparecieron las vetas y no hay mayor trascendencia, pero se corrieron los grados que dividían la frontera común y ese territorio de México de lo quedó Estados Unidos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.