Panistas presionaron para aprobar reforma, asegura PRI

Líderes del partido tricolor señalaron que los senadores albiazules congelarían la reforma energética si no se aceptaba el porcentaje de las dos curules en la legislatura estatal a los minoritarios.

Al afirmar que no hubo línea ni de Gobernación ni del PRI nacional, el dirigente estatal de este partido, Eduardo Bailey Elizondo, y el coordinador de la bancada priista, Édgar Romo García, admitieron que sí tuvieron presiones para lograr la reforma política, pero fue por parte de algunos senadores del PAN.

En entrevista, ambos aseguraron que la presión de los senadores albiazules, consistió en que si no aceptaban el porcentaje que se requiere para las dos curules en la legislatura estatal a los partidos minoritarios, congelarían la reforma energética.

Romo García aseguró que no recibió ninguna llamada del edificio de Bucareli en el Distrito Federal, sede de la Secretaría de Gobernación.

Los dos priistas señalaron que la ley será de beneficio para la sociedad.

"Miren, yo creo que ya con la cabeza fría debemos de reconocer que la lucha y negociación que se logró fue romper la alianza que pretendían los partidos PAN y PRD en la candidatura a la gubernatura, con su planteamiento de las candidaturas comunes", dijo Bailey Elizondo.

Es decir, las alianzas o coaliciones continuarán igual, de manera que Acción Nacional podría coaligarse con otros institutos políticos, menos el PRD.

No obstante, la ruptura o fractura que anunciaron los dirigentes de los partidos minoritarios se puede subsanar debido a que son partidos nacionales (Panal, PT Y PRD), y los acuerdos que en ese nivel se logran, se respetan en los comités de las entidades federativas.

Eduardo Bailey subrayó que se cuenta con las herramientas, los argumentos y razones de peso para que el PRI y la bancada en el Congreso mantengan los conductos de comunicación y los puentes necesarios con los partidos minoritarios.