Violencia en Iguala, signo de descomposición: de la Fuente

Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, lamentó que no haya respuesta integral del gobierno por la muerte y desaparición de normalistas de Ayotzinapa.
El ex secretario de Salud y ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, recibió el premio 'Heberto Castillo' de la Secretaría de Ciencia y Tecnología e Innovación del GDF, por sus aportaciones a la investigación y la creación y fortalecimiento de instituciones científicas.
Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, lamentó que no haya respuesta integrar del gobierno por la muerte y desaparición de normalistas de Ayotzinapa. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, dijo que los últimos sucesos de violencia en Iguala, son "un signo de descomposición muy preocupante".

Indicó que la muerte y desaparición de normalistas de Ayotzinapa son hechos inadmisibles que pueden traer consecuencias a corto y largo plazo.

De la Fuente señaló que es momento de fortalecer nuestros valores y principios, los propios de una sociedad democrática, abierta, la cual tiene que encontrar soluciones a sus conflictos, con base a esos valores, que son el diálogo, el respeto y la tolerancia.

Advirtió que mientras no logremos arraigar esos valores y principios en la sociedad, "mucho me temo que las disputas por el móvil que sean van a seguir terminando en violencia".

De la Fuente enfatizó que es necesario castigar a los responsables de la violencia en Iguala; agregó que este tipo de circunstancias nos permiten reflexionar la importancia que tendría una ofensiva social en todos los frentes para tratar de recuperar esos valores que se han ido erosionado.

En entrevista con MILENIO, durante el ingreso del abogado Javier Quijano Baz a la Academia Mexicana de Jurisprudencia y legislación, aseguró que ve que existe preocupación de los tres órdenes de gobierno por lo que ha ocurrido en Iguala, aunque dijo no creer que exista una solución sencilla e inequívoca al caso.

Reiteró que se han descuidado los valores, por lo que es un buen momento para decir que México tiene que volver asimilarlos y hacerlos parte de su vida cotidiana.

"Si no tenemos eso (los valores) sobre todo entre los jóvenes, ¿cuáles van a ser las consecuencias de esta violencia, verdaderamente desatada, a la cual estamos expuestos todos y que mandan un mensaje, a mi juicio, muy preocupante a los niños y los jóvenes?", dijo.

El político comentó que lo más lamentable es que no haya una respuesta por parte de los tres órdenes de gobierno mucho más integral, como es la que está esperando la sociedad mexicana, no sólo a través de una declaración.

El ex rector dijo que lo que sucedió en Iguala y Tlatlaya, Estado de México -éste último donde militares dispararon sin justificación alguna contra criminales que se habían rendido-, va a traer consecuencias a corto plazo, pero "hay otras a largo plazo que a mí me preocupan más".