La preponderancia alarga el debate cameral

Luego de una sesión de 17 horas, se aprobó en lo general y en lo particular el dictamen en materia de telecomunicaciones; ocho se centraron en el análisis de la medición por sector o por ...
El aval a la propuesta se dio a las 05:31 de la madrugada.
El aval a la propuesta se dio a las 05:31 de la madrugada. (Octavio Hoyos)

México

Tras una sesión maratónica de más de 17 horas, el Senado aprobó en lo general y en lo particular las reformas a las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones, que remitió a la Cámara de Diputados para su discusión y aprobación.

El debate durante la madrugada de ayer se centró en la declaración de preponderancia por sector o por servicio, así como en radios comunitarias y aspectos legales de colaboración con la justicia.

Durante la votación en lo general, el PRD se unificó contra el dictamen por mandato de su Consejo Nacional, aclaró el coordinador perredista, Miguel Barbosa, quien argumentó que su dirigente, Jesús Zambrano, recomendó votar en contra, ya que el Consejo Político Nacional alistaba un “alineamiento”.

Nueve horas duró la discusión en lo general, para luego pasar a un lento análisis en lo particular; en varios momentos el salón de plenos se vio semivacío, pues los legisladores salían a caminar a los pasillos para despabilarse. En la discusión, que culminó a las 05:31 horas, el debate sobre preponderancia fue protagonizado por los panistas Javier Corral y Roberto Gil Zuarth.

Este último argumentó que en esta reforma no hay medias tintas: “Se está a favor de que haya competencia y libre concurrencia o se está en contra; se está a favor de que los mexicanos paguen menos por los servicios de telefonía fija, móvil e internet o se está en contra; se está a favor de que la gente deje de pagar más de 20 mil millones de pesos anuales por larga distancia o se está en contra...”

Hizo notar que con una concentración de 67 por ciento de las audiencias en televisión abierta y 62 por ciento en el mercado en telecomunicaciones se votó la reforma para cambiar las reglas del juego.

Afirmó que en México la economía opera por mercados, salvo en las telecomunicaciones, por la convergencia. “Hay convergencia entre servicios, no en un sector, ¿cuál es la racionalidad de la preponderancia por sector? Establecer un mecanismo de control en la concentración precisamente por la convergencia”.

En respuesta, Corral recuperó el artículo 35 y el último párrafo del 62 para exponer que el criterio de preponderancia por servicios es un engaño, pues no permite que se escape nadie. Aseguró que con la medición por sector nunca se podrá declarar preponderante a Televisa en televisión abierta, porque no tiene la audiencia de todo el sector de radiodifusión.

PRI y PVEM guardaron silencio frente a ese debate, al que se sumó la perredista Dolores Padierna, quien subrayó que se metió la definición de preponderancia “por la puerta de atrás”, pues más de 50 por ciento de algún mercado puede concentrar más poder económico, más activos sin pasar por la revisión del Ifetel.

El panista Ernesto Ruffo señaló que el debate sobre preponderancia se pretende encubrir con el argumento de transferir íntegramente el artículo 262; “esto solo beneficia a los abogados que representarán a las empresas monopólicas en eminentes juicios de amparo... además, agregan un último párrafo que no estaba en la Constitución, que faculta al Ifetel para declarar en cualquier momento agentes preponderantes”.

Casi 400 artículos fueron desahogados durante la madrugada, pero rechazados en su mayoría. El presidente de la Mesa Directiva, el priista Raúl Cervantes, sometió a votación los artículos avalados por una mayoría superior a 70 votos. “Está aprobado en lo general y en lo particular”, declaró, lo que provocó los aplausos de PRI y PAN.