Preciado respalda legalización de autodefensas

El coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, llamó a que ahora se haga una legislación para evitar que sigan surgiendo estos grupos.
Jorge Luis Preciado, coordinador blanquiazul en el Senado, resaltó que no hay manera de impugnarla.
Jorge Luis Preciado, coordinador blanquiazul en el Senado. (Especial)

El PAN en el Senado respaldó la legalización de las guardias comunitarias en Michoacán, aunque dijo deberá emitirse una legislación nacional para evitar que sigan surgiendo en otras partes del país, como sucedió en Colombia con los grupos paramilitares.

El coordinador de los senadores panistas, Jorge Luis Preciado, señaló que se debe de generar una legislación que permita encausar los grupos a un Estado de derecho.

Relacionado con la decisión tomada por el gobierno de legalizar los grupos de autodefensa, Preciado señaló que esta decisión se tomaba "para impedir que una vez concluido el conflicto se puedan convertir como sucedió en Colombia, cuando se formaron frentes revolucionarios".

"Creo que el hecho de que puedan emigrar hacia un espacio legal nos permitirá tener conocimiento de quiénes son, dónde están y cuáles son sus actividades", señalo el panista.

Agregó que el Congreso deberá de intervenir para revisar legalmente cómo se apoyará al gobierno de ese estado, y que la única finalidad sería resolver el conflicto en Michoacán desde el punto de vista legal, pues al gobierno le corresponde resolver todo lo demás.

"Al gobierno le corresponderá resolver el tema educativo, el tema de desarrollo social y la generación de empleos. Nosotros tenemos que generar todas las condiciones para que la gente no tenga como opción unirse a la delincuencia organizada o irse a los Estados Unidos.

"Si logramos tener una base legal y una base gubernamental que permita que la sociedad michoacana se desarrolle plenamente podríamos evitar que este ejemplo de guardias comunitarias emigre a otros estados", apuntó.

Preciado mencionó que los estados que tienen mayor probabilidad de incurrir en estas acciones son Oaxaca y Guerrero, además de algunos municipios de Morelos y Tamaulipas, pero que tratarán a toda costa de evitar que estos grupos se multipliquen.