Posturas divididas por donación de órganos por 'default'

Líderes de las comisiones de Salud del Senado y la Cámara manifestaron su desacuerdo, ya que el 'default' atentaría contra los derechos humanos.
El presidente de la Cámara de Diputados se manifestó a favor.
El presidente de la Cámara de Diputados se manifestó a favor. (Ariana Pérez)

México

Los políticos se dividieron a favor y en contra de la extracción de órganos por default en los cadáveres de personas que no hayan rechazado donarlos para dárselos a quienes los necesitan, ello tras el anuncio que el director del IMSS, Mikel Arriola, dio a conocer a MILENIO sobre una reforma legislativa con la que se buscará introducir esta regla.

El presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, el panista Francisco Salvador López Brito, consideró que se debe seguir “cuidando y guardando” el principio de la voluntariedad en el caso de la donación de órganos.

“No estoy de acuerdo con una decisión que, incluso todavía no está dentro de la ley, de aprovechar órganos sin el consentimiento —antes del fallecimiento— de la propia persona o familiares en primer grado”, señaló.

En entrevista con MILENIO, el legislador argumentó que esta práctica ha funcionado muy bien a través de la voluntariedad: “Entendemos que hay mucha necesidad en materia de donación de órganos”, pero creo que debemos de seguir guardando el principio de voluntariedad expresado previo al fallecimiento o a través de los familiares en primer grado.

Consideró que debe haber una campaña de donación de órganos para fomentar la práctica, porque el fin es noble, “pero siempre es importante respetar la voluntariedad y el consentimiento”.

Informó que, hasta el momento, el director del IMSS no se ha reunido con la Comisión de Salud del Senado para presentar su propuesta y consideró que este tema causaría controversia y discusión.

Por otra parte, Rosalina Mazari, secretaria de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, consideró que la iniciativa que plantea el director del IMSS viola los derechos humanos y las garantías individuales.

En entrevista con MILENIO, señaló que  es un tema que debe manejarse “con cuidado”, debido a que hay gente que se niega a donar por cuestiones religiosas o culturales. Añadió que en caso de que la propuesta llegue a la Cámara de Diputados, la Comisión de Salud deberá de analizarla, pero consideró que la norma debe seguir en sus términos y, en todo caso, se debe fortalecer la cultura de donación voluntaria, no obligatoria.

Señaló que esta iniciativa viola diversos derechos y garantías individuales que deben ser considerados: “A título personal, como abogada, considero que violaría varios artículos como es el primero, el cuarto, el 14, 16 y 24, sin embargo, de llegar esta propuesta en una iniciativa que presente en su momento el director del IMSS tendría que ser analizada por el pleno de la Comisión por todos los diputados”.

Adelantó que el grupo al que pertenece aprobó la realización de foros (de donación de órganos) para analizar este tema con el fin de llegar a consensos y legislar al respecto.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, se dijo a favor de la iniciativa que propone el director del IMSS, pues lo consideró un acto de “altruismo” y “solidaridad”

En entrevista, el diputado federal aclaró que se deben revisar los términos específicos, “ver hasta dónde se violan o no los derechos humanos”; sin embrago, señaló: “Yo en lo personal, estoy de acuerdo en que una persona que muera bajo determinadas circunstancias, en un accidente o de alguna enfermedad, sus órganos puedan ser utilizados para salvar la vida a otros”.

Países ejemplo

En México, aproximadamente 18 mil personas tienen muerte cerebral al año; de ellos, solo 336 donan sus órganos, pero la lista de espera es de 22 mil, según Carlos Castro, director general de la Asociación Ale, quien se dijo satisfecho por la iniciativa del director del IMSS para que quienes no hayan manifestado en vida su negativa a donar, les sean extraídos sus órganos.  

“México no debe estar ajeno a la modernidad, esto es lo que hizo Argentina hace 10 años; tenía tasas de donación cadavéricas como las que tiene México hoy en día, eso también lo hizo Uruguay”, dijo Castro en entrevista para MILENIO.

El director de la Asociación Ale —organización que fomenta la cultura de donación de órganos y procura los recursos para llevar a cabo los trasplantes— aseguró que la falta de dicha práctica es un problema de información y no de cultura como se suele decir, ya que, de acuerdo a sus estudios, 88 por ciento de los mexicanos están dispuestos a donar los órganos aunque no hayan escuchado antes del tema.