Las posturas frente al Mando Único, ¿qué quiere cada uno?

En el Senado PRI, PAN y PRD están dispuestos a discutir una reforma para las policías municipales, pero cada quien tiene su propia propuesta.
La Policía Municipal arribó al sitio para iniciar una investigación y dar con el paradero de los responsables.
Patrulla de la Policía Municipal. (Milenio Digital)

Ciudad de México

Las policías municipales son fuertemente cuestionadas y una de las soluciones planteadas por el gobierno federal es que dejen de existir y las policías estatales tomen el control de la seguridad en los municipios, lo que para los partidos de oposición, principalmente PAN y PRD, no es la mejor opción.

La discusión de la creación del Mando Único de las policías en el país surgió después de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, donde –de lo que se sabe- los 43 jóvenes desaparecidos fueron llevados por policías de ese municipio y del de a lado, Cocula.

Después de los lamentables hechos, el presidente Enrique Peña Nieto presentó un decálogo para mantener el Estado de Derecho. En el punto tres anunció que propondría la creación obligatoria de policías únicas estatales.

Las iniciativas en la materia que se han presentado están en el Senado esperando ser discutidas, votas y aprobadas en este periodo de sesiones.

La iniciativa de Peña Nieto

El 1 de diciembre de 2014, hace un año y dos meses, el Presidente envió al Congreso la iniciativa de reforma para crear policías estatales "más confiables, profesionales y eficaces" que sustituyan a "más de mil 800 policías municipales débiles".

Para Peña Nieto "la mejor manera es sustituyendo a las policías poco confiables por un número reducido de corporaciones sólidas y mucho más profesionales".

La reforma busca "crear mecanismos dentro de la Constitución que permitan realmente revisar a gobiernos municipales cuando haya sospechas de que esté involucrado el crimen organizado y que se puedan disolver estos municipios".

La respuesta del PRI

En un principio los legisladores del partido consideraron necesario analizar la propuesta. Los alcaldes priistas no estaban de acuerdo con perder el control de sus policías.

Hace un año los senadores del PRI acordaron modificar la iniciativa presidencial para que las ciudades más grandes que hayan cumplido con abatir índices delictivos queden fuera de la obligatoriedad del Mando Único, además de que al jefe policiaco sea elegido de una terna aprobada por los congresos locales.

Pero no hubo seguimiento a esa propuesta.

El llamado de Osorio Chong

Este 2016 ante el retraso de la discusión en el Congreso, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, urgió a los senadores priistas a aprobar la iniciativa del Presidente.

En la reunión plenaria de los senadores del PRI y del PVEM Chong dijo que de no aprobarse no habrá seguridad duradera para consolidar las otras reformas y se puede volver a situaciones por las que México atravesó hace tres años.

"Si no hacemos instituciones sólidas vamos a seguir teniendo problemas en diferentes partes del país. La experiencia de Iguala fue muy fuerte, muy dura para todos. Debe servir de contexto para un punto fundamental, nos comprometimos a entregar resultados, a saber qué sucedió, pero lo importante es evitar la repetición y desde el gobierno de la República les decimos: necesitamos esta modificación legal".

El secretario de Gobernación ha recordado en reiteradas ocasiones que la iniciativa presidencial tiene plazos de aplicación por lo que no es algo inmediato, sino que puede llevar hasta ocho años.

"Se trata de que exista un responsable por estado, 32 por cada uno, no mil 800 por entidad".

La iniciativa del PAN

En noviembre de 2015 el Partido Acción Nacional presentó su propia iniciativa al considerar como insuficientes las iniciativas en materia de seguridad pública presentadas por el presidente Enrique Peña Nieto.

"Nosotros no proponemos que desaparezcan las policías municipales, sino que se transformen en buenas y confiables corporaciones. Proponemos una auténtica reingeniería al Sistema Nacional de Seguridad Pública", dijo al presentar la iniciativa el presidente nacional del partido, Ricardo Anaya.

El PAN quiere que se creen dos nuevas instituciones para su implementación: el Instituto Nacional de Seguridad Pública, que será el órgano regulador de la materia de seguridad pública y diseñará los mecanismos de intervención, sustitución y colaboración subsidiaria de las instituciones de seguridad pública de los distintos órdenes de gobierno con base en criterios estrictamente técnicos; y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, que se encargará de profesionalizar los servicios periciales de todo el país.

El PAN propone crear el Servicio Nacional de Carrera Policial para establecer la reglamentación de la selección, ingreso, formación, permanencia, evaluación, reconocimiento y certificación de personal de instituciones de seguridad pública.

Para el PAN la iniciativa presidencial no es viable porque "unificar a la policía en instituciones estatales mediante la eliminación de las municipales como propone la iniciativa del Ejecutivo, potencia el riesgo de daño en el caso de una corporación infiltrada, corrupta o poco capacitada y podría derivar en posturas y acciones autoritarias".

Los legisladores panistas están de acuerdo en que este periodo ordinario de sesiones quede aprobada una reforma para las policías, pero no la de Mando Único que impulsa el gobierno federal y el PRI.

La iniciativa del PRD

Esta semana el PRD en el Senado presentó su iniciativa de reformas constitucionales en materia policiaca, en la que propone mantener a las policías municipales con un sistema de subrogación, un nuevo régimen laboral y modificar la Ley del Sistema General de Seguridad Pública.

Propone crear una Comisión Nacional de Seguridad Pública en sustitución del actual Sistema Nacional de Seguridad Pública para que esa comisión sea una institución autónoma de carácter técnico y el órgano rector para las corporaciones policiales en todo el país.

A diferencia de la propuesta del Ejecutivo y de los gobernadores que plantea la creación de 32 policías estatales únicas, el PRD propone lineamientos para que sigan existiendo las policías municipales en los casos de poblaciones con más de 20 mil habitantes o 100 elementos policiales.

Para el PRD "los municipios mantienen un rol fundamental en la seguridad pública", por lo que quiere que persistan las cooperaciones policiacas municipales donde lo ameriten.

El PRD quiere que los salarios de los policías se ajusten al costo de vida y al cumplimiento de los estándares de organización y funcionamiento policial.

Los perredistas plantean que se establezca la obligatoriedad del control interno y la supervisión externa, así como la creación de un nuevo régimen laboral y de seguridad social para el personal policial y de procuración de justicia.

La propuesta de los gobernadores

Esta semana los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) presentaron al Senado su propia propuesta de Mando Único.

Ellos aprueban la creación de 32 policías únicas, para recomponer las policías municipales y que los elementos cuenten con certificación.

La propuesta de los gobernadores plantea poner orden en las corporaciones, o gendarmerías estatales, pero sin desaparecer las policías municipales y la injerencia de los ejecutivos locales en éstas.

La propuesta plantea elevar a rango constitucional la Policía Única estatal en las 32 entidades federativas del país y que las policías municipales queden desarmadas y se hagan cargo de la proximidad con la población.

"Queremos que esa misma policía única tenga la fortaleza de la investigación y la prevención del delito, y establecer a las policías municipales como policías administrativas sin armamento, es decir policías municipales que permitan hacer valer el bando de policía y buen gobierno, pero que no pongan en riesgo ante el nuevo Sistema Oral Acusatorio una investigación", explicó el lunes el gobernador de Chihuahua César Duarte.