“Positiva”, la apertura del PRI a externos, dice Nuño

Descarta que los cambios le beneficien específicamente a él; Beltrones muestra desacuerdo, pero señala que “hay unidad”.
Mesa de debate del Revolucionario Institucional, previa a su Asamblea Nacional.
Mesa de debate del Revolucionario Institucional, previa a su Asamblea Nacional. (Fernando Carranza)

México

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, calificó de “positivos y sanos” los cambios a los estatutos del PRI que abren la posibilidad de postular a un candidato externo a la Presidencia, porque “hablan de un partido abierto a la sociedad y a la democracia”.

En respuesta a señalamientos de que estas reformas abren la posibilidad de que participe como aspirante para abanderar al partido, al eliminar el candado de 10 años de militancia, Nuño dijo que tiene más de una década en las filas del tricolor.

Al participar en la mesa Visión de Futuro, en Zapopan, Jalisco, señaló que las modificaciones a los documentos internos, previo a la 22 Asamblea Nacional del PRI —que se realizará el próximo sábado— dan voz a los priistas y a la ciudadanía sobre la visión de futuro que debe tener el instituto.

Ante el ex presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien presidió la mesa, que contó con la presencia del jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, Nuño defendió y respaldó “todas las medidas que tome el partido para la apertura en todos los sentidos y niveles (...) es algo muy positivo”.

Quien también se pronunció sobre el tema fue Manlio Fabio Beltrones, al asegurar que los delegados que propusieron eliminar dichos candados tendrán que defender su postura el próximo sábado.

En entrevista, subrayó que simpatizantes y militantes deben asumir un compromiso con los documentos que la Asamblea Nacional está aprobando, y aunque no dio su aval, manifestó que el Revolucionario Institucional llega en unidad con esta propuesta.

“Los estatutos solamente aplican a militantes, no a simpatizantes. Pero todos están comprometidos en hacer respetar la Declaración de Principios, el Programa de Acción, la Visión de Futuro y la Ética con la que nos comprometimos. Hemos resuelto esto en unidad, tenemos posiciones o visiones distintas, pero concluimos en que esa redacción da satisfacción”, señaló.

La eliminación de los candados para aspirantes a la candidatura presidencial del PRI no tienen dedicatoria personal afirmaron los líderes parlamentarios priistas en el Congreso de la Unión.

Emilio Gamboa, en el Senado, y César Camacho, en la Cámara de Diputados, dijeron que las modificaciones se basaron en el interés y compromiso por modernizar al partido.

“Era un clamor de muchos priistas por eso decidimos abrirlo, no podemos seguir siendo solo un partido para militantes sino que también permita que los ciudadanos participen. El PRI quiere acercarse a la sociedad; se abre la baraja pero no lleva dedicatoria, la única es para que el Revolucionario Institucional gane en 2018”, indicó Gamboa.

Al término de los debates, que se prolongaron por más de 12 horas en la mesa de estatutos realizada en Campeche, los priistas presumieron unidad y apertura para ganar la contienda presidencial.

César Camacho dijo que las críticas de la oposición que apuntan a que los cambios llevan nombre y apellido son imprecisas.

SECRETARÍA ANTICORRUPCIÓN

En las mesas temáticas de ayer, el PRI aprobó modificaciones a sus documentos básicos para prevenir nuevos casos de corrupción como los protagonizados por los ex gobernadores Javier y César Duarte, de Veracruz y Chihuahua, respectivamente, así como Roberto Borge, de Quintana Roo.

Los delegados avalaron la armonización de su marco jurídico con el Sistema Nacional Anticorrupción; para ello se acordó crear una secretaría anticorrupción, la cual será un enlace directo con dicho sistema y hará a los candidatos corresponsables con su partido en la transparencia y rendición de cuentas.

En entrevista, la secretaria jurídica del CEN del PRI, Carolina Viggiano, dijo que esto responde al compromiso de combatir la corrupción de funcionarios y aspirantes priistas a cargos de elección popular.

Advirtió, sin embargo, que la solución a la corrupción está más allá de reformas a los estatutos de un partido político.