No recibo línea política de nadie, asegura rector

Gerardo Saúl Palacios Pámanes dijo que la única manera en que el municipio pueda debatir que hay policías con patente policial, es mostrando el documento firmado por él.

Monterrey

El rector de la Universidad de Ciencias de la Seguridad, Gerardo Saúl Palacios Pámanes, insistió en que hay un gran porcentaje de policías de Monterrey que están fuera de la ley, al no contar con su patente policial.

Luego de las declaraciones de la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, sobre que el rector estaba cambiando sus declaraciones, por instrucciones del Gobierno del Estado, Palacios Pámanes aseguró que las afirmaciones que él ha hecho están fundamentadas en la ley.

Agregó, que la Universidad de Ciencias de la Seguridad es autónoma, por lo que no recibe línea de nadie ni politiza el tema, como lo hacen funcionarios del municipio de Monterrey.

"La Universidad de Ciencias de la Seguridad, de acuerdo con el artículo primero es autónoma, y si el gobernador decidió que fuera autónoma, es porque el tema de la profesionalización de la seguridad pública no se debe politizar, como sí lo hacen las personas del municipio de Monterrey.

"Yo no recibo línea política de nadie, la línea que yo tengo y se puede ver en las diversas participaciones que he tenido en los medios es legal, pero parece que hay gente en el país, en pleno siglo 21, que se resiste a la cultura de la legalidad y aún así quiere tener una academia municipal en la cual formar policías con cultura de la legalidad", indicó el rector.

Hizo un exhorto a las autoridades del municipio de Monterrey a que comprueben, con la patente oficial firmada por él, que los policías cuentan con ella.

"La manera en que ellos puedan debatir, fuera de los 273 que sí están en regla, que las personas que tomaron el curso de la Marina cuentan con todas las de la ley para ejercer el rol de policía, es muy fácil, que exhiban con base al artículo 13 de la ley que crea la Universidad, la patente policial firmada por su servidor, de lo contrario no hay manera de que las autoridades de Monterrey comprueben que esas personas están dentro de la ley para ejercer el rol de policía".

Palacios Pámanes indicó que por su parte ya no dará declaraciones y esperará a que las autoridades del municipio cambien su actitud y tengan la convicción de formar una policía de altura para la capital del estado, para poder reanudar el diálogo.

"Mientras tenga este nivel de parte de ellos, tan bajo, tan lamentable, de mi parte sí, cuando por primera vez sea honorable, fundamentado en la ley y con la plena convicción de que lo que queremos es formar una policía a la altura de las circunstancias, se podrá realizar un diálogo fructífero, respetuoso, y todo en el marco de la ley", enfatizó.