“Sí polaricé al máximo el ambiente en 2006”: Jorge G. Castañeda

“Nunca fui un gran lector ni admirador de Octavio Paz y poner su nombre en letras de oro en el Congreso puede ser una exageración. Yo hubiera sido mejor presidente que los que tuvimos”.
Jorge G. Castañeda, escritor y ex canciller
Jorge G. Castañeda, escritor y ex canciller (Gonzalo Ortuño )

México

Ha vivido de la reflexión, las ideas y hasta de la práctica política. Es directo, lapidario. Está comprobado: se le escucha, respeta y atiende.

¿Hoy con cuál ideología amaneció?

La de siempre: defensa de los derechos humanos, democracia, prosperidad.

¿Se sigue pensando de izquierda?

Sí, absolutamente.

¿Qué es eso?

No es ser incondicional de los cubanos o de Chávez o de Maduro o reprimir estudiantes, eso no.

¿Usted, el mismo de siempre?

Sí, no he cambiado tanto; he madurado, he envejecido.

¿Soberbio?

Un poquito.

¿Fue agente del régimen cubano?

Nunca.

En fin, ¿para quién trabaja?

Ora sí que para mí y para los que me pagan.

Hace 10 años usted anunciaba su candidatura presidencial…

Sí, en spot, en varias cadenas. No prosperó… así es la vida.

¿Se sigue imaginando presidente?

No, este es un país joven y no es una gran idea tener presidentes viejos.

¿La academia le basta?

Tampoco. Me gustaría tener alguna injerencia política.

¿En dónde?

No sé, algún cargo gubernamental. Tengo qué aportar todavía, pero no como candidato a lo que sea.

¿Ya corrigió sus errores en sus libros?

Algunos: fechas, lugares, no tanto atribuciones de declaraciones.

¿Y se equivocó con Octavio Paz?

Nunca fui un gran lector ni un gran admirador de Paz.

¿Ahora Paz en letras de oro en el Congreso?

Puede ser una exageración, pero somos muy dados a la exageración.

¿Ya alcanzó la sabiduría?

Tanto así no sé… la prosperidad, sí.

¿Recuerda cuando llamó a votar contra AMLO?

Sí, muy bien.

¿Un peligro para México?

¡Lo pienso más que nunca!

¿Usted propagó la polarización?

Sí, fui una de las voces que sirvió para que se polarizara al máximo el ambiente en 2006.

¿Estará contento?

No con Calderón, pero creo que nos hubiera ido peor con López Obrador.

Vamos a detenernos, ¿nos hubiera ido peor con AMLO?

Sí. Ya pensándolo bien… de panzazo.

¿Sobrevive?

Sobrevive como fuerza social, sí. Presidente nunca será.

Por cierto, ¿Cuauhtémoc podrá rescatar al PRD?

Sería un error buscar un líder de consenso que no está en condiciones para llevar a cabo la actualización del PRD.

¿Qué está negociando Cuauhtémoc?

Que lo apoyen y que pueda nombrar a los diputados de 2015.

¿Michoacán por la reforma energética?

No, es demasiado conspirativa la tesis.

¿Pagará por Michoacán?

Creo que Lázaro sí.

¿Vienen por él?

¡No!

¿Están intimidados?

¿Los Cárdenas? Un poquito nerviosos, sí.

¿A usted qué lo intimida?

Me intimida el poder, algunos personajes. Y me intimida meter la pata.

Por cierto, ¿en misión de la ONU por la República Centroafricana?

Sí, muy breve y complicada. No sé si pueda seguir adelante con ese encargo.

¿Ahí hay violación de derechos humanos?

Por eso lo acepté.

¿Y en Venezuela?

Un horror no solo lo que está sucediendo, sino por la postura de los gobiernos latinoamericanos y la de México, que es de silencio; no me gusta.

¿Quizá alguna directora de diario lo esté presionando?

No, yo creo que es algún director de un gobierno isleño tropical, ya no barbudo.

Seamos serios, ¿qué postura debería tener Peña Nieto con Venezuela?

Peña Nieto deberían liderar un esfuerzo latinoamericano de mediación. México tiene un gran papel que jugar, pero no lo quiere desempeñar.

¿Se está equivocando Meade?

No, está cumpliendo las instrucciones del Presidente.

¿Qué es México en la percepción internacional?

Todavía de violencia, inseguridad, colgados, desaparecidos, nos ganamos esa imagen a pulso.

¿La herencia de Calderón?

No era la imagen cuando termina Fox. Arranca con Calderón y nos vamos a tardar el sexenio de Peña para deshacernos de esa imagen, si es que lo logramos.

¿La estrategia de seguridad de Peña funciona?

Funciona agarrar a algunos capos, yo no veo que la violencia haya disminuido.

Hablando de herencias, ¿qué observa de Peña?

Es un tipo audaz, me gusta su arrojo, una cierta capacidad de operación política.

¿Peña es el futuro para México que usted escribió?

Muchas de las intenciones de Peña son lo que Aguilar Camín y yo pusimos en Un futuro para México.

Ya nomás falta que nos diga que es priista…

Nunca lo he sido y nunca lo seré. Pero sí me llamó la atención que Peña comprara, entre comillas, muchas de nuestras ideas.

¿Quién gobierna?

Peña, como todos los presidentes, con los poderes fácticos.

¿Qué tanto se está fortaleciendo Videgaray?

Es un ministro muy fuerte que ha manejado una economía en pleno letargo y que no arranca.

Es decir, ¿se vende más de lo que es?

No sé si se ocupa de demasiadas cosas.

¿La economía respalda su función?

No. La economía no está jalando.

¿Osorio juega limpio?

Juega limpio. Hay cosas que no entiendo, tiene un control demasiado amplio.

¿Viene o van por Beltrones?

Ni uno ni lo otro. Manlio se va a quedar quietecito y muy contento haciendo lo que le gusta: política.

El que se quiere asomar es Eruviel, ¿no?

Pues sí, pero no da el ancho. Tiene tantos problemas en su estado.

Por cierto, ¿Ebrard o Mancera?

Ahorita Mancera, porque es el que tiene el poder; Ebrard, sin poder, no ha mostrado mucho.

Volvamos, ¿qué lo altera?

Me altera muchísimo la adversidad nimia, absurda.

¿Se miente?

Sí. Me invento cosas. Como tiendo a ser maniaco-depresivo, me creo lo que pienso.

¿Maniático-depresivo?

Maniático, maniaco, depresivo…

¿Se quiere?

Sí.

¿Lo quieren?

Unos y unas.

¿Clase media?

Incluso más que clase media alta, aunque de origen, mis padres y yo. Hasta hace poco sí diría clase media.

¿La ignorancia le irrita?

De la gente que no debiera ser ignorante me exaspera.

¿Los mexicanos somos ignorantes?

Hemos tenido un sistema educativo muy malo, demasiada pobreza y desigualdad. Por tanto, somos ignorantes los mexicanos.

¿Usted es ignorante?

Acepto mi ignorancia en muchísimas cosas.

¿Ha llegado adonde ha querido llegar?

Salvo ser presidente, sí.

¿Su mejor libro?

El más importante La utopía desarmada; el mejor, La Herencia.

¿Su mejor idea?

El voto útil en 2000.

¿Su mayor advertencia?

Que si Fox no rompía con los poderes fácticos y el PRI, su sexenio no sería un éxito.

¿Qué sabe usted del poder?

Lo que aprendí de observarlo y estudiarlo. Sí, sé cómo es el poder.

¿Cómo lo utiliza?

Casi siempre lo utilizo para hacer avanzar mis ideas; pocas veces para venganzas; a veces, pero pocas, para beneficio propio… ¡para coches, viejas, viajes, no!

¿Y siempre tan cercano al poder?

Sí, siempre he tenido una cercanía al poder.

¿Intelectual orgánico?

Nunca lo he sido. Salinas dice que sí, pero yo que sepa nadie me ha contratado como tal.

Por cierto, ¿hay crítica en este país?

Sí, hay crítica.

¿Ha observado alguna al poder empresarial?

Poca, nadie compra ese boleto, nadie come lumbre.

¿Cómo se dan hoy los mecanismos de coacción?

A través del alejamiento, la marginación, el ostracismo. Uno sabe cuando no es querido en ciertos círculos y lo acepta o se alinea. Pero sí se sabe.

¿Pero se siente libre?

Totalmente.

¿Y como canciller lo fue?

No del todo, aunque Fox me dio una enorme libertad.

¿Le tocó ‘moche’?

Ojalá. Relaciones es una secretaría pobre… no hay de dónde robar.

Por cierto, ¿Madero o Cordero?

Más Cordero que Madero, pero sin gran entusiasmo.

¿Cuál es más dócil?

Madero, aunque Cordero lo es un poco con Calderón.

¿Debería un intelectual ser congruente?

Debe ser congruente.

¿Ha ido a visitar a la maestra Elba Esther?

No, le he mandado recados de que quiero ir a visitarla y nunca me ha contestado.

¿Cuánto le quedó a deber?

Nada de dinero. De afecto, de muchas cosas, sí. Y ella a mí también.

¿Culpa?

Algunas, quizá con mi hijo.

En fin, ¿el presidente que nos perdimos?

Le va a tocar decidirlo a la gente que reflexiona sobre esto. Creo que en muchas cosas hubiera sido mejor que los que tuvimos.

¿Y hubiera sido mejor que AMLO?

¡Sí, creo que sí!