Desde 2012 notaron poca transparencia en Leadman Trade

Noventa y cinco por ciento de sus pasivos financieros (fondeo) provenía de Ficrea.
El fraude afectó a unas 7 mil personas.
El fraude afectó a unas 7 mil personas. (Daniel Cruz)

México

Tras la insatisfacción con sus reportes, en marzo de 2014 las autoridades financieras comenzaron a investigar a la sociedad financiera popular Ficrea, pero desde 2012 la calificadora de riesgo HR Ratings advirtió que había poca transparencia en Leadman Trade.

Tanto la ahora desaparecida Sofipo como la arrendadora con la que triangulaba recursos tienen como factores en común pertenecer al mismo grupo empresarial y ser propiedad de Rafael Olvera Amezcua, quien es acusado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de defraudar a más de 7 mil personas.

En abril de 2012 la firma HR Ratings publicó un documento en el que asignó a Leadman Trade una nota crediticia a largo plazo no favorable de BBB, bajo la justificación de detectar "poca transparencia de su información financiera, a partir de los estados financieros internos y los dictaminados por el auditor".

El pasado 19 de diciembre las autoridades financieras determinaron disolver y liquidar a Ficrea, por detectar una serie de operaciones indebidas en la que triangulaba recursos a otras empresas relacionadas, lo cual provocó un fraude de 2 mil 700 millones de pesos a sus ahorradores.

El reporte de la calificadora no solo hizo referencia a la opacidad de una de las empresas de Rafael Olvera, sino que también criticó el limitado nivel de su gobierno corporativo, lo que se reflejaba en la falta de consejeros independientes en su consejo de administración.

Asimismo, la evaluación resaltó la elevada dependencia de Leadman con una parte relacionada, toda vez que 95.3 por ciento de sus pasivos financieros (fondeo) provenía de Ficrea, seguido de 3.4 de BBVA Bancomer y 1.3 por ciento de Ixe, ahora parte de Grupo Financiero Banorte.

Otros factores negativos encontrados en Leadman por la calificadora eran los bajos índices de eficiencia y rentabilidad, resultado, según explicó en su momento, de la entrada y salida extraordinaria de clientes.

La licencia para operar le fue revocada a Ficrea debido, entre otras cosas, a que cuando un cliente solicitaba un crédito se le hacía firmar dos contratos, cuando solo recibía un préstamo, el primero era para la Sofipo y el segundo quedaba en Leadman Trade, esquema que servía para trasladar los recursos.

Así, Olvera consiguió desaparecer 2 mil 700 millones de pesos, mismos que supuestamente fueron utilizados para la adquisición de propiedades de lujo —Estados Unidos, España y zonas exclusivas de la Ciudad de México— y vehículos.

Lo anterior afectó a alrededor de 7 mil personas que confiaron sus ahorros a esa entidad, de las cuales solo 42 por ciento podrá recuperar el total de sus recursos, dado que cuenta con menos 130 mil pesos, que son los que cubre el seguro de depósito, en tanto, el resto tendrá que conformarse con una parte proporcional.

En tanto, los ahorradores defraudados por Ficrea exigieron la destitución de Jaime González como presidente de la CNBV, toda vez que argumentan que no actuó como establece la ley para evitar que se maquinara la estafa.


Claves

Entregan documento

- Clientes de Ficrea se dieron cita en la instalaciones del ente regulador para entregar un documento que destaca que a todos los inversionistas que se acercaron a las autoridades les aseguraron que era una institución plenamente autorizada, supervisada y auditada.

- De acuerdo con Javier Paz, abogado y miembro de la comisión de ahorradores, el órgano encargado de supervisar las acciones de los funcionarios tiene 10 días para resolver y determinar si la denuncia por fraude avanza.