• Regístrate
Estás leyendo: Piedras Negras: candidato de Morena, vinculado a despojo
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 16:31 Hoy

Piedras Negras: candidato de Morena, vinculado a despojo

Claudio Bres Garza detuvo un proyecto minero del que después se benefició, junto con su padre y hermano, al hacerse ilegalmente de un terreno con un yacimiento de carbón.
Publicidad
Publicidad

El dos veces ex alcalde y actual candidato por una tercera gestión de Piedras Negras, Coahuila, Claudio Bres Garza, detuvo un proyecto minero del que después se benefició, al igual que su hermano y su padre, a costa de utilizar el aparato judicial local para despojar a una familia de un codiciado terreno.

Cuando era presidente municipal, en febrero de 2003, promovió un punto de acuerdo en el Congreso de Coahuila, a través del diputado Ramón Díaz Ávila, para que se sumaran al rechazo contra el proyecto con el que Minera del Norte (Micare) podía extraer carbón de una zona que estaba a solo 10 kilómetros de la mancha urbana.

“Micare ha ocasionado graves daños a los mantos freáticos, pero lo más grave es que esta empresa lo haya hecho con la complacencia de las autoridades encargadas de normar el uso de suelo, el impacto ambiental y el usufructo del agua”, dijo el diputado en su exposición. El Congreso respaldó al alcalde, pero la minera siguió promoviendo el proyecto, años más tarde con la ayuda del propio Claudio Bres.

***

La familia Jiménez tenía un terreno de 7 mil metros cuadrados a orillas del río Bravo, donde el agua de la corriente es tranquila, se puede pescar y apaciguar el calor del norte en su ribera. Sin saberlo, esa propiedad que habían poseído durante dos generaciones guardaba bajo la superficie grandes cantidades de carbón. Y fue ese descubrimiento lo que acabó con el negocio familiar.

El terreno albergaba el rancho de José Luis Jiménez Pérez. Había sido heredado por sus padres en 1995 y ahí criaba ganado y otros animales, hasta que en 2013 José Luis fue acusado de invadir la propiedad, aunque llevaba toda su vida trabajando ahí.

Quien lo demandó por “despojo de inmueble” en la causa penal 188/2013 fue Eduardo Bres, hijo y hermano, respectivamente, de los propietarios de los terrenos adyacentes: Claudio Bres Medina y Claudio Bres Garza, el actual candidato de Morena, adquirieron sus terrenos a través de un juicio de usucapión, es decir, comprobaron ante un juez que habían utilizado la propiedad durante el tiempo suficiente para considerarse como dueños legalmente.

Desde 1999 habían enfrentado jurídicamente a sus vecinos, los Jiménez, ante su negativa de venderles su propiedad. Primero, Bres padre presentó una demanda por “servidumbre de paso”, que le permitiera acceder a las aguas tranquilas del río Bravo que estaban fuera de su propiedad. El juez falló a favor de los Jiménez, pero en los siguientes años trataron varias veces de adquirir la propiedad sin éxito.

Su último intento fue a comienzos de 2013. José Luis rechazó la oferta; lo que no sabía entonces es que los Bres habían realizado un juicio de usucapión por sus tierras. De acuerdo con una carta que Jiménez llevó a medios locales para denunciar su caso, fue justo ese día cuando le mostraron el documento que resguarda el Registro Público de la Propiedad (RPP), en el que dice que el terreno pertenece a Eduardo Bres y tiene un valor catastral de 101 mil 840 pesos.

Para mayo de ese mismo año, los Bres comenzaron el juicio penal contra José Luis Jiménez. En su demanda, Eduardo Bres relató que la propiedad le fue cedida en 1985 por Antonio Zablah en un contrato verbal. En el RPP no existe registro de que Zablah haya sido propietario de ese o de otros terrenos en el municipio. Las pruebas que Bres ofreció fueron dos testimonios: el de Daniel Chavarría, empleado de La Rancherita, radiodifusora propiedad de la familia, y el de Antonio Pachuca, quien fuera secretario particular del ex alcalde y trabaja en su actual campaña.

José Luis mostró las escrituras originales, el acta notarial que acredita que sus padres le cedieron el terreno y los trámites ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que él gestionó y pagó durante el tiempo en que ocupó la propiedad. Pero los documentos no fueron suficientes para el juez Víctor Reyes Caldera. Lo llevaron a la cárcel, al Cereso, pagó una fianza de 15 mil pesos. Pasó lo mismo con su esposa, Eliza Morones, cuando se ampararon. De acuerdo con el testimonio de su hija, Dennis, así como la carta pública de su padre y las fotografías que fueron publicadas en su momento, elementos del Ejército y de la Policía Municipal se encargaron del desalojo de la familia del terreno.

***

En medio del juicio contra José Luis Jiménez, cuando aún no había una sentencia definitiva en 2014, Eduardo Bres vendió el rancho por 3 millones 995 mil 820 pesos a Micare. Lo mismo habían hecho sus familiares en 2011: Claudio Bres, como propietario y representante de su padre, vendió sus terrenos a la minera por un total de 12 millones 899 mil pesos, según los documentos disponibles en el RPP.

Representantes de la minera habían intentado también adquirir los terrenos, pero los Jiménez no aceptaron. Antes de que se realizara el proceso judicial, pidieron a la familia su permiso para explorar el terreno y determinar si había carbón bajo su tierra. Dennis Jiménez recuerda que les ofrecieron alrededor de 20 mil pesos por dejarlos hacer un pequeño pozo. La minera no les dijo nunca si habían encontrado carbón, pero les hicieron una oferta por la propiedad que, para su padre, estaba por debajo de su valor y la rechazaron. El potencial mineral de su terreno lo descubrieron después, cuando fueron obligados a desalojar su rancho y vieron desde afuera cómo el patrimonio familiar se había convertido en un inmenso hoyo de donde veían salir camiones cargados de carbón.

Según los informes financieros de Altos Hornos de México (Ahmsa), en 2014 la producción del Tajo Zacatoza, como se le conoce a la zona, fue de un millón 153 mil 609 toneladas. Para 2015 fue de un millón 321 mil 641. En los siguientes años no se reporta actividad, aunque el juicio por la propiedad continuaba.

En noviembre de 2015 la jueza Maritza González absolvió a Jiménez y determinó que Bres no comprobó que el terreno era suyo. La siguiente batalla fue por recuperar su propiedad y lo que en ella había. Eduardo Bres declaró que no podía resarcir el daño ocasionado, pues todo había sido vendido a Minera del Norte.

En los eventos relevantes reportados a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa no reportó que el terreno fue adquirido, que estaba en disputa o siquiera que su nombre había salido a relucir en medio de un juicio penal.

Micare, filial de AHM, no aceptó dar una entrevista sobre el caso, pues argumentó que “no litiga en los medios”. El equipo de prensa del candidato Claudio Bres Garza y el de La Rancherita, donde labora Eduardo Bres, no respondieron a las solicitudes de entrevista.

José Luis Jiménez continuó peleando hasta marzo de 2017, cuando falleció. “Se murió de pura tristeza”, dice su hija, “porque el rancho era todo lo que le importaba y nunca pudo recuperarse”.

Cuando el proyecto de Micare fue aprobado, uno de sus compromisos fue restaurar la zona y convertirla en parques. A la fecha, los terrenos se encuentran vacíos, con maleza y sin mayor inversión.

En tanto, Claudio Bres, que abandonó las filas del PRI una semana antes de registrarse como candidato de Morena, sigue en campaña buscando el voto de quienes ya fueron sus gobernados.

“Me conocen bien, conmigo ya no hay sorpresas”, dice con frecuencia el ex alcalde en sus discursos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.