A petición de la CNTE, encarcelan a 2 padres

Los tutores, de 23 y 50 años, fueron liberados por la noche luego de pagar una fianza de 4 mil pesos, informó el procurador estatal.
La irrupción fue vigilada por 150 elementos del cuerpo antimotines; en la imagen, una de las detenciones.
La irrupción fue vigilada por 150 elementos del cuerpo antimotines; en la imagen, una de las detenciones. (Luis Alberto Cruz)

Oaxaca

La policía de Oaxaca detuvo a dos padres de familia que intentaron evitar que la sección 22 recuperara tres escuelas en la colonia Los Ángeles, en el municipio de San Jacinto Amilpas.

Los tutores, identificados como Édgar Osorio, de 23 años, y Constantino Osorio, de 50, fueron acusados por profesores de agitadores, por lo que fueron remitidos ante la autoridad ministerial.

El procurador de Justicia, Héctor Joaquín Carrillo, informó que los detenidos fueron puestos en libertad poco después de las 22:30 horas, luego de que cada uno pagó una fianza de 4 mil pesos por allanamiento de morada al saltarse a una casa ajena.

Inicialmente, 200 miembros de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) arribaron a esa demarcación para recuperar la escuela primaria en poder de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Llegaron hasta la escuela primaria Hermanos Flores Magón, un preescolar y una telesecundaria en camiones del transporte público que secuestraron, forzaron las cerraduras y esperaron la certificación del ingreso por parte del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo).

La irrupción fue vigilada por 150 elementos del cuerpo antimotines de la policía estatal que, a decir del comisionado Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla, “se hizo acto de presencia para disuadir y evitar algún tipo de confrontación”.

Pese a que la mayoría de los padres no puso resistencia y decidió el repliegue, a petición de los dirigentes de la sección 22 los cuerpos de seguridad detuvieron a dos tutores que desde un cerro cercano arrojaron un cohetón y piedras contra los maestros disidentes, quienes llegaron armados con tubos, piedras y lanzacohetes.

La última vez que la sección 22 intentó recuperar por la fuerza la escuela Hermanos Flores Magón fue el 28 de noviembre del año pasado y se reportaron al menos seis heridos, entre ellos un joven que recibió un disparo de arma de fuego propinado por un docente identificado como José Alfredo Jiménez López, quien aún se encuentra prófugo.

Horas después de la recuperación de los planteles y tras quedar bajo resguardo de la policía estatal, arribó un grupo de padres ligados a la sección 59, que encaró a la policía y exigió la devolución de la escuela.

Afirmaron que los planteles no son de ninguna sección, “ni de la sección 22 ni de la 59, sino del pueblo” y urgieron su pronta devolución. Demandaron al gobierno de Gabino Cué que deje de proteger a los paristas de la 22 y que respete la voluntad de la ciudadanía para que se impartan clases a sus hijos.

Mencionaron que ambas secciones son reconocidas para dar clases, pero la diferencia es que la 59 sí cumple con lo establecido en el calendario escolar, pese a que son discriminados por el gobierno.

Los tutores exigieron una libre determinación para mandar a sus hijos a recibir conocimiento y “mejorar la calidad de la educación en nuestro estado, acabando con el monopolio y el chantaje de la sección 22”.

En tanto, en la comunidad de Santiago Suchilquitongo, padres de familia analizan la posibilidad de devolver la escuela secundaria para evitar el enfrentamiento con la sección 22 y regularizar los servicios educativos.

Solo han pedido al gobierno estatal, particularmente al Ieepo, la designación de una nueva plantilla de tres profesores que hagan el compromiso de no suspender clases.

Según el instituto, en Oaxaca hay 20 focos rojos por la disputa de escuelas entre las secciones 22, la 59 y padres de familia.

Claves

“Oposición mínima”

- La tarde de ayer maestros de la región de Valles Centrales adheridos a la sección 22 de la CNTE marcharon hacia el centro histórico de Oaxaca y celebraron un mitin.

- Gustavo Manzano, secretario gremial, aseguró que la oposición manifestada por los padres de familia es mínima y que los docentes reiniciarán sus actividades escolares.

- También pidió al gobernador Gabino Cué garantizar la paz en las comunidades y lo responsabilizó de cualquier percance o altercado que se pueda suscitar en la disputa de escuelas.