• Regístrate
Estás leyendo: Perfiles: Funcionarios de casilla
Comparte esta noticia

Perfiles: Funcionarios de casilla

En Jalisco, los ciudadanos elegidos al azar comenzaron su jornada desde las 7 de la mañana, y algunas terminaron casi al amanecer del día siguiente.
Publicidad
Publicidad

La elección del 1 de julio pudo realizarse con éxito gracias a los miles de ciudadanos que fungieron como funcionarios de casilla. En Jalisco, los ciudadanos elegidos al azahar comenzaron su jornada desde las 7 de la mañana, y algunas terminaron casi al amanecer del día siguiente. La experiencia fue grata para algunos pero otros aseguran que no lo volverían a hacer.

Aquí los perfiles de tres funcionarios que colaboraron el pasado primero de julio en la entidad.

“Ciudadanos por ciudadanos”

(Samantha Peralta Beltrán, escrutador)

Para Samantha, de 26 años, el haber sido funcionario de casilla representó no solo la oportunidad de poder servir a su país, sino también de aprender sobre el proceso electoral en México.

“Fue una gran experiencia y me abrió el panorama como no tienes idea, creo que es un ejercicio muy enriquecedor para todos los ciudadanos. Hace seis años no tenía tanto conocimiento como ahora lo tengo, entiendo mucho más cosas y desmiento mucho de lo que algunos medios o personas tratan de señalar sin saber realmente lo qué pasa”, cuenta. 

El 1 de julio llegó desde las 7:20 a su casilla, esperó a sus compañeros y abrieron la misma a las 8:30 de la mañana. Se pusieron de acuerdo entre ellos, y por la tarde el representante del Instituto Nacional Electoral (INE) les llevó tacos de camarón. Su día terminó a la 1 de la madrugada del día siguiente.

Aunque admite que se trató de una jornada “muy larga y cansada”, Samantha afirma que lo repetiría: “sin duda lo haría. Es un compromiso que todos tenemos con México (…) Muchas personas piensan que nosotros, los funcionarios de casilla, pertenecemos a algún partido, muchos se molestan con nosotros nos reclaman como si fuéramos empleados del INE cuando no lo somos, somos ciudadanos que “donamos” literal todo nuestro domingo para que las elecciones sean lo más fidedignas posibles; ciudadanos por ciudadanos”.

“El sistema está blindado para evitar fraude”

(Aldo Alberto Calderón, presidente)

Como presidente de casilla, a Aldo le tocó coordinar y dirigir el espacio durante la jornada electoral, una que destaca fue “limpia y provechosa”, en gran medida gracias a que es la propia ciudadanía la que lleva a cabo la misma.

De los detalles que destaca de ese día, fue el triunfo de Andrés Manuel López Obrador que comenzó a reflejarse con los primeros conteos. En su casilla el candidato de Morena obtuvo casi la mitad de los votos, lo mismo que Enrique Alfaro, recuerda. “Para la presidencia tuvo más votos en esa casilla El Bronco que el PRI”, comparte con ironía.

Luego de 16 horas de trabajo, alrededor de las 23:30 horas empezaron a contar los votos, y concluyeron la jornada a la 1:30 de la madrugada. El INE les llevó de desayunar un agua, un yogurt y una manzana. Por la tarde, les llevaron dos pizzas, que tuvieron que dividir entre siete personas. Aldo recuerda como los representantes de partido tuvieron al menos cinco bastas comidas durante el día, mientras ellos no podían salir ni a la tienda. 477 ciudadanos fueron a emitir su voto en su casilla.

“Me llamó la atención que fue mucha gente joven a votar, se veían muy chiquitos. Nunca había visto tanta gente que fuera la primera vez a votar; siempre voy a votar y veía señores”, resalta.

A pesar del cansancio la experiencia le pareció muy gratificante, y luego de haberla vivido se dice convencido de que es casi imposible de que en México se cometa fraude electoral. “Yo no veo la forma de que puedan hacer fraude siendo los ciudadanos los que están manejando la votación… en general el sistema yo pienso que está blindado para evitar un fraude”.

"Realmente no lo volvería a hacer"

(Ivonn Jaqueline Altamirano, secretaria)

La experiencia del 1 de julio para Ivonn como funcionaria de casilla fue inolvidable, no por la satisfacción de haber contribuido a la realización de esta elección histórica, sino por la mala experiencia que se llevó en la jornada, como secretaria.

Su día comenzó a las 7:30 de la mañana en la casilla contigua 1 sección 815, y terminó hasta las 4:00 de la madrugada del día siguiente en las oficinas del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). 

"No fue muy grata la experiencia ya que a mi parecer hubo poca organización para el cierre de las casillas. Porque realmente mi trabajo o lo que yo tenía que hacer lo terminé como a las once pero la persona que tenía que pasar por mis boletas no llegó hasta pasadas de la 1:30 am".

Ivonn lamenta además de la mala organización, que la jornada haya sido poco remunerada económicamente para los funcionarios (450 pesos), en equivalencia al trabajo que representa.  

Tras 21 horas de trabajo, esfuerzo, y molestia al final del día, la joven afirma que no lo volvería a hacer.

MC


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.