Sistema penitenciario está fuera de control: diputados

Mientras unos piden el regreso de las fuerzas armadas al penal, otros incluso consideran necesario relevar a los mandos.
Por tercera ocasión en lo que va del año, el penal del Topo Chico fue escenario de hechos violentos.
Por tercera ocasión en lo que va del año, el penal del Topo Chico fue escenario de hechos violentos. (Leonel Rocha)

Monterrey

Para los diputados locales, el sistema penitenciario de Nuevo León está completamente fuera de control y las autoridades del gobierno independiente han sido rebasadas.

El vicepresidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso, Hernán Salinas, exigió al gobernador Jaime Rodríguez solicitar apoyo al Gobierno Federal, tanto para pedir el regreso de las fuerzas armadas a los penales, y la liberación de recursos para un nuevo centro penitenciario.

"Es una realidad, está fuera de control el sistema penitenciario en el estado de Nuevo León, las autoridades estatales están rebasadas con la realidad que hoy está ocurriendo en el penal del Topo Chico, no es la primera vez. Es la tercera en lo que va de esta administración", dijo el panista.

A la postura se unió el coordinador de la bancada del PRI, Marco González.

"Es claro que no hay control del penal, no tienen autoridad ahí en el Topo Chico y lo que me preocupa como coordinador, y a la bancada del PRI, es qué va a pasar en Apodaca, Cadereyta y en los demás penales del estado.

"La autoridad federal debe estar presente y el Estado no ha querido. Lo que pasó ayer es prueba de que no hay control", dijo el priista.

Tras un tercer incidente en el penal del Topo Chico, los diputados consideraron que es momento de evaluar si deben "rodar cabezas" de los encargados del sistema penitenciario de Nuevo León, como lo planteó el diputado panista, Hernán Salinas Wolberg.

"Debería de haber una explicación ya sea del secretario de Seguridad Pública, del procurador o del secretario general de Gobierno, de qué fue lo que sucedió. Aquí en el caso de los responsables del penal tampoco vemos que vaya a haber una llamada de atención o remisión.

"Es momento de evaluar la conveniencia de que muchas de las personas que están a cargo del sistema penitenciario de Nuevo León sigan en su encargo o bien que haya relevos para la seguridad de este estado. Y si la responsabilidad o la falta de inteligencia llega hasta el propio titular de la Secretaría, evidentemente ese mismo deberá ser evaluado", agregó Salinas Wolberg.

Por tercera ocasión en lo que va del año, el penal del Topo Chico fue escenario de hechos violentos, se reportaron disturbios al interior del Cereso y los vecinos dijeron haber escuchado detonaciones.