Venderá terrenos del Topo Chico para construir penal

El Gobierno del Estaddo informa que solicitará recursos a la Federación e invitará a la IP para que participe en el proyecto, aunado a la venta de los terrenos del penal del Topo Chico.

Monterrey

La venta de los terrenos del Topo Chico y la petición de recursos a la Federación son proyectos que tiene en mente el Gobierno del Estado para la construcción del nuevo penal de Mina.

Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, adelantó que este lunes visitó a Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, para pedirle que la nueva construcción del penal sea de manera tripartita, es decir, que participe la Iniciativa Privada, el Estado y la Federación.

Destacó que ante la falta de recursos, la próxima semana estarán reuniéndose con los integrantes del Sistema Nacional Penitenciario y con la Secretaría de Hacienda para ver cuál es la forma más adecuada de iniciar con los trabajos del nuevo Cereso en la localidad.

“El Gobierno del Estado no tiene dinero y así se lo expresé al Secretario de Hacienda, tampoco la Federación tiene dispuesto un presupuesto para hacer esto, entonces vamos a hacer una mesa de trabajo la próxima semana entre los responsables del Sistema Penitenciario Nacional que dependen de la Secretaría de Gobernación, los responsables de los recursos de la Secretaría de Hacienda y nosotros para que definamos cómo.

“La urgencia nuestra es que no podemos diferir el tema que tenemos que resolver esto financieramente y empezar, no importa que nos tardemos, pero tenemos que empezar ya a trabajar, yo he decidido en el Gobierno que vamos a aprovechar el terreno del Topo Chico, tengamos que venderlo, es un proyecto que tenemos precisamente para ese dinero utilizarlo en la construcción del otro penal”, refirió.

En este sentido, comentó que no deben caer en los errores que se han cometido en el pasado, ya que al concluir la construcción del penal se olvidan de todo y por eso se tienen las problemáticas actuales.

“Nosotros le propusimos a la Federación ya hace tiempo hacer una inversión tripartita, pero que no vayamos en el concepto tradicional, es decir, que siempre que hacemos un penal lo llenamos de presos y ya no trabajamos en él y por eso tenemos las consecuencias actuales, vamos a trabajar en la rehabilitación”, dijo.

El mandatario estatal comentó que el nuevo penal deberá tener todas las condiciones de seguridad que exige la autoridad nacional penitenciaria para evitar riñas y motines en dichos lugares.

Cabe resaltar que, según información de la pasada administración, se dio a conocer que el penal de Mina costaría poco más de ocho mil millones de pesos, de los cuales ya se invirtieron 430 millones para la construcción de bardas perimetrales.

El pasado 26 de junio, MILENIO Monterrey publicó que el proyecto de construir un penal en el municipio de Mina quedó formalmente cancelado, al negar el Gobierno Federal la solicitud que Nuevo León realizó para federalizar dichas instalaciones.

Rodolfo Gómez Acosta, entonces secretario de Finanzas en el estado, indicó que en su momento se presentó de manera formal la petición de incluir esta obra en el programa de Penales de Alta Seguridad.

La respuesta fue negativa, indicó, aunque confió en que a futuro, cuando las condiciones financieras así lo permitan, el proyecto pueda reactivarse en los planes del Gobierno Federal.

Al momento, el estatus de la construcción se encuentra en obra gris.