Gobiernos federal y locales impulsan tratamiento de aguas: Peña

Durante la entrega de la planta de tratamiento de aguas en Chiapas, el Presidente destacó como un avance importante que actualmente 86% de las aguas residuales de Tuxtla Gutiérrez sean tratadas ...
El Presidente puso en marcha la Planta Tratadora de Aguas Residuales “Tuchtlán”.
El Presidente puso en marcha la Planta Tratadora de Aguas Residuales “Tuchtlán”. (Notimex)

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

El gobierno federal buscará que, en conjunto con autoridades estatales y municipales, el agua utilizada y descargada a cuencas y mantos acuíferos sea tratada en la mayor proporción posible, señaló el presidente Enrique Peña Nieto.

Durante la entrega de la planta de tratamiento de aguas en Tuchtlán, en Chiapas, el mandatario reiteró el compromiso de su administración con el ambiente y destacó como un avance importante que actualmente 86 por ciento de las aguas residuales de Tuxtla Gutiérrez se devuelvan a la naturaleza tratadas y limpias.

Esta cifra, destacó, acredita el compromiso de los gobiernos federal y estatal, por cuidar el medio ambiente y, en particular, el vital líquido a través de obras de infraestructura que probablemente no sean muy visibles, pero sí muy importantes.

Además, ratificó el respaldo del gobierno federal al estatal, no sólo para reforzar la infraestructura hidráulica, sino también la de carácter urbano, como en el caso del Boulevard Belisario Domínguez, que ofrece espacios más dignos a la población de la capital chiapaneca.

A su vez, el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, explicó que en esta obra hidráulica, acompañada de un parque recreativo de cinco hectáreas, la tecnología biológica de limpieza del agua, permite que no se generen gases tóxicos.

La nueva instalación, que se entrega en el marco de los festejos del Día Mundial del Agua, tuvo una inversión conjunta, entre los tres niveles de gobierno y el sector privado, de 164 millones 580 mil pesos y beneficiará a 150 mil habitantes de esta capital, aseguró.

Korenfeld Federman explicó que esta planta captará las aguas residuales del Poniente de Tuxtla Gutiérrez (el 23 por ciento del total de la ciudad), lo que ayudará a mejorar las condiciones del Río Sabinal, afluente del Grijalva, que cruza el Cañón del Sumidero.

En este proyecto el gobierno federal aportó el 28.5 por ciento de la inversión; los gobiernos estatal y municipal aportaron el 46.95 por ciento, mientras el sector privado puso el 25 por ciento.

La planta forma parte del proyecto integral de saneamiento de la cuenca del Río Sabinal que incluye también la construcción de 13 colectores y una red de drenaje en la ciudad, así como la ampliación y rehabilitación de la planta Paso Limón.

Además, forma parte de un modelo integral de gestión del agua que prioriza el cuidado ambiental con la más rígida norma de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Actualmente, existen en México dos mil 337 plantas de tratamiento de aguas residuales municipales con capacidad para manejar hasta 159.9 metros cúbicos por segundo, límite que por el momento no se ha alcanzado, pues se tratan sólo 111.2 metros cúbicos por segundo.

En México, el tratamiento de aguas residuales alcanza una cobertura de 52.73 por ciento, mientras la meta para el año 2018 es de 63 por ciento.

A su vez, Manuel Velasco Coello, gobernador de Chiapas, agradeció la entrega de la obra, que aseguró transformará a la capital del estado.