Planteará Peña nuevas formas de solución de pleitos legales

El Presidente anunció que enviará al Congreso una iniciativa de Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal.

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que enviará al Congreso de la Unión una iniciativa de Ley Nacional de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Materia Penal, que busca reducir los costos y tiempo de los proceso penales, así como disminuir la saturación en las cárceles.

Durante la promulgación del Código Nacional de Procedimientos Penales, el presidente Enrique Peña Nieto consideró que éste es un instrumento que pone al día el sistema de justicia, pero consideró que por sí solo no es suficiente, por lo que presentará la iniciativa de mecanismos alternativos.

A decir del mandatario, la nueva ley propuesta contribuirá a "las instituciones del Estado mexicano concentrar sus recursos y capacidades en la investigación y detención de los delincuentes que más lastiman a la sociedad mexicana", disminuir la saturación en las cárceles, reducir costos y tiempos en el trayecto de los juicios.

"Todo esto, propiciará una mayor satisfacción a las víctimas, gracias a una reparación integral del daño ocasionado. Es decir, no sólo se tendrán juicios más cortos y agiles, sino que éstos se realizarán con mayor eficacia y eficiencia procesal, en beneficio de las víctimas del delito.

En la ceremonia donde promulgó el Código, confió que con las nuevas disposiciones legales, que unifican los códigos estatales en un mismo sistema con reglas homogéneas, den más certeza y juicios expeditos.

"Estamos frente a un ordenamiento jurídico que tiene como factores centrales la protección de la víctima, el respeto a sus derechos, la presunción de inocencia, la reparación del daño y el respeto al debido proceso", dijo en su discurso en Palacio Nacional, frente a los titulares de la Sedena, Marina, la PGR y el secretario de Gobernación.

Enrique Peña celebró la promulgación del código y consideró que es una de las primeras legislaciones que se logran en materia penal que cuenta con el acuerdo de las políticas nacionales.

También lo catalogó como un "logro histórico" que requirió de apoyo de expertos, rigor técnico y de un simulador para probar su funcionalidad.

"El Código Procesal Penal fortalecerá las capacidades y herramientas de las instituciones encargadas de investigar, procesar y sancionar las conductas delictivas a nivel estatal y Federal, además, el tener una legislación procesal penal única, válida para todo el territorio nacional permitirá en los hechos que más mexicanos gocen del derecho constitucional a una justicia pronta y expedita", presumió.

Al firmar la promulgación de la ley, detalló que el nuevo código penal procura tener mayores directrices para ser más rápidos en la determinación de responsabilidad penal.

Se espera que esta condición ayude a que las denuncias ciudadanas se incrementen y con ello se abata la impunidad.

Las autoridades confían que con esto, se acelere la aplicación del nuevo modelo acusatorio, que permite tener un mayor acceso a la justicia, de manera más rápida y equitativa.

También el mandatario federal aseguró que con las nuevas legislaciones, se fortalecen y homologan los instrumentos para asegurar el debido proceso y el respeto irrestricto a los derechos humanos, tanto del ofendido, como del imputado.