Se comprometen México y Portugal a impulsar relaciones económicas

El presidente Enrique Peña Nieto se pronunció para que los acuerdos que ambos países firmarán generen mayores beneficios para ambas naciones.
El presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo portugués, Anibal Cavaco Silva, se reunieron en el palacio presidencial de Lisboa, Portugal.
El presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo portugués, Anibal Cavaco Silva, se reunieron en el palacio presidencial de Lisboa, Portugal. (EFE)

Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto y el de Portugal, Aníbal Cavaco, coinciden por separado en que las reformas estructurales son el camino para tener un mayor clima de bienestar social y beneficios.

""Reconocemos que Portugal ha emprendido hace algunos años, muy recientemente, importantes esfuerzos de cambios y ajustes estructurales para lograr un mayor crecimiento económico, coincidencia con el propósito que México tiene para que también a través de cambios estructurales podamos incrementar y dinamizar aún más el ritmo de nuestra economía y que esto detoné más empleo mejor pagados en nuestro país y podamos tener un mayor clima de bienestar social y de benéficos para los mexicanos", señaló.

Durante un mensaje conjunto en el Palacio de Belem, el jefe del Ejecutivo destacó que México está comprometido y tiene una nueva legislación que apuntala y favorece al desarrollo de energías limpias que inversionistas portugueses desarrollarán en el país.

Comentó que ya se han comprometido inversiones, que este viernes se oficializarán durante un encuentro con empresarios mexicanos, en materia de turismo, energías renovables, tecnologías de la información, conectividad aérea entre ambos países, así como en materia portuaria, con el fin de que la relación entre ambos países se vea renovada, fortalecida y pueda llevar mayor desarrollo social, dinamismo económico y empleo.

Cavaco Silva mostró su interés por incrementar las relaciones con México y su optimismo para que las empresas petroleras de ambos países inicien intercambios comerciales.

Comentó que México es un socio estratégico de la unión europea y existe un acuerdo que "en este momento está teniendo lugar un proceso de renovación que tiene todo el apoyo de Portugal forma parte de la Conferencia Iberoamericana, Portugal estará en la cumbre que tendrá lugar en Veracruz en el mes de diciembre va a revitalizar esta conferencia".

Antes, el presidente Peña Nieto acompañado por su esposa Angélica Rivera colocó una ofrenda floral en la tumba del poeta Luis Vaz de Camoes, ubicado en el Claustro del Monasterio de los Jerónimos, posteriormente realizaron un recorrido y firmaron el libro de Honor.

Más tarde, salieron del Monasterio hacia el Palacio de Belem (donde habita y despacha el presidente portugués) y fueron escoltados por 148 guardias a caballo.

Al arribar al Patio de los Bichos, el jefe del Ejecutivo Mexicano y la primera dama fueron recibidos por el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco y su esposa, María Cavaco. Donde los mandatarios encabezaron la ceremonia oficial de bienvenida.

Se entonaron los himnos nacionales de ambos países. El comandante de la Guardia de Honor invitó al presidente Peña Nieto a pasar revista. Después pasaron a la sala de las Bicas donde se tomaron la fotografía oficial, firmaron el libro de honor y se trasladaron a la sala Dorada e Imperio para realizar la presentación de las comitivas oficiales e intercambiar obsequios y condecoraciones.

Después se realizó un encuentro entre los presidentes y sus esposas. Minutos después una reunión de trabajo entre los mandatarios y sus comitivas. Por parte de México asistieron los secretarios de Relaciones Exteriores, Hacienda, Medio Ambiente, Economía, Comunicaciones, Turismo, el procurador general de la República y el embajador de México en Portugal.

Más tarde el presidente Peña Nieto se reunirá con la presidenta del parlamento, Assuncao Esteves, así como los vicepresidentes, líderes de los grupos parlamentarios y el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores y Comunidades Portuguesas, en el Palacio de Sao Bento.

Por la noche el presidente portugués ofrecerá una cena en honor a Peña Nieto y su esposa en el Palacio Nacional de Ajuda.