Tribunal descarta sancionar al Verde por volantes y SMS

Los magistrados consideraron que si bien se pudo acreditar la existencia del volante y del mensaje de texto no hay elementos que demuestren que el PVEM solicitó su difusión el día de las elecciones.
En Coahuila, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación amonestó al PRI por calumnias.
Sesión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. (Archivo)

Ciudad de México

La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación descartó sancionar al Partido Verde Ecologista de México por la distribución de volantes y mensajes de texto en día de la jornada comicial.

En sesión pública los magistrados consideraron que si bien se pudo acreditar la existencia tanto del volante como del mensaje de texto no hay elementos suficientes que demuestren que el partido solicitó su difusión durante este periodo.

En este sentido, la magistrada ponente Gabriela Villafuerte Coello aseguró que si bien se considera que se trató de un evento aislado, la autoridad jurisdiccional procedió a realizar una exhaustiva investigación, de la que no resultó indicio alguno de la participación del PVEM en la contratación de la publicidad ya que no hubo identificación, en el volante, con dicho partido político.

En cuanto al origen del mensaje de texto, la magistrada señaló tampoco se acreditó vínculo alguno con el instituto político, máxime que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) señaló que el prefijo del cual se envió dicho mensaje es un número internacional, de 25 países posibles.

Por su parte, el magistrado presidente Clicerio Coello Garcés destacó, que si bien es cierto que los hechos de la denuncia consistieron en un solo volante que fue exhaustivamente investigado sin que se pudiera concluir responsabilidad del PVEM.

Por lo que al no acreditarse la contratación parte de dicho partido, y al ser un hecho único consistente en un mensaje de texto, tampoco se acreditó la autoría ni la sistematicidad o reiteración en los hechos, por lo que, en este caso, no se probó la vulneración a la normativa electoral.