"Con reforma electoral habrá democracia incluyente"

La legisladora federal del Panal, Sanjuana Cerda Franco, expresó que el país da un paso hacia adelante con las modificaciones a la Constitución.

Monterrey

La diputada federal de Nuevo León, Sanjuana Cerda Franco, advirtió que con la reforma político-electoral, México reconoce la paridad como indispensable para construir una democracia sustantiva e incluyente.

La legisladora del Partido Nueva Alianza señaló que con estos escenarios, nuestro país se convierte en el quinto en América Latina que  aplicará la igualdad de género en la conformación de sus parlamentos.

“La reforma promulgada recientemente establece en el artículo 41 de la Constitución, entre otros puntos, el sufragio universal, libre, secreto y directo y  las reglas para garantizar la paridad entre los géneros en candidaturas a legisladores federales y locales”, precisó Cerda Franco.

La maestra, muy amiga de la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), puntualizó  sobre los instrumentos para integrar la representación nacional y acceder a los cargos de elección popular.

“Hasta antes de esta reforma, la igualdad existía solamente en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) aún vigente, donde se establece desde el año 2007 que las candidaturas para el Congreso de la Unión deberán ser en una proporción de 60-40, es decir, que ninguno de los géneros tenga más del 60 y menos del 40 por ciento de las candidaturas”, indicó.

Aunque comentó que de acuerdo con los postulados de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres, la paridad es una medida especial, de carácter temporal, para el reconocimiento de la ciudadanía plena de las mujeres en un marco de democracia sustantiva.

“Sobre todo”, explicó, “porque en la actualidad 37 por ciento de  la Cámara de Diputados y 33 por ciento del Senado lo componen mujeres, en tanto que en el 2013 el promedio nacional de escaños ocupados por mujeres en los 31 congresos estatales y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal era de 27 por ciento”.

Dijo que apenas el 7 por ciento de los municipios son presididos por mujeres y hoy no existe ninguna mujer gobernadora, puntualizó.

 De cara al proceso electoral del 2015, que se inicia en noviembre del año en curso, en las próximas batallas, precisó, se podrá enfocar la igualdad como la garantía del ejercicio pleno de un derecho fundamental de ciudadanía: el derecho efectivo de la mujer a ser votada.

“Esta reforma, que nos permite igualarnos a Costa Rica, Bolivia, Venezuela y Ecuador en la paridad de género en la conformación de los parlamentos, es un avance  en la construcción de las condiciones que permitan la igualdad sustantiva, para fortalecer  los derechos políticos de las mujeres”, sentenció la maestra Cerda Franco.

“Habría que  considerar que si la diversidad partidista e ideológica de la representación parlamentaria es positiva y la vamos logrando, también es algo deseable lograr que la diversidad en cuanto a géneros se vea reflejada en los congresos. Lo mismo en los tres órdenes de gobierno”, aseveró.

Agregó: “debemos estar muy atentas a que en las leyes secundarias se preserve el espíritu de esta reforma, en particular, en las Leyes de Partidos Políticos y de Procedimientos Electorales”

 Y se pronunció por promover la participación paritaria en el gabinete presidencial y en los gabinetes de los estados, así como en los órganos de gobierno colegiados de los organismos autónomos.

La diputada habló también sobre los cambios electorales y de régimen político que contempla la reforma constitucional.

Destacó la creación del Instituto Nacional Electoral (INE), que sustituye al Instituto Federal Electoral (IFE), en donde se establece la nulidad de las elecciones al rebasar en más de 5 por ciento el tope de gastos de campaña, así como reelección consecutiva de legisladores federales y locales.