• Regístrate
Estás leyendo: Parecía que presuntos porros festejaban ataque en CU: fotógrafo
Comparte esta noticia

Parecía que presuntos porros festejaban ataque en CU: fotógrafo

Diego Uriarte, quien trabaja como fotógrafo independiente, capturó varias imágenes de las agresiones contra los alumnos del CCH Azcapotzalco cuando realizaban un mitin para acusar irregularidades en su escuela.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Los estudiantes del CCH Azcapotzalco corrían por todos lados; estaban confundidos y con miedo. Unos gritaban mientras que otros sólo esquivaban piedras y bombas molotov que presuntos porros les lanzaban en la explanada de Rectoría, en Ciudad Universitaria, el 3 de septiembre pasado. En tanto, los agresores festejaban y parecían orgullosos de lo que estaban haciendo. 

Así recuerda el incidente Diego Uriarte, fotógrafo independiente, quien capturó varias imágenes de las agresiones contra los alumnos cuando realizaban un mitin para acusar irregularidades en su escuela. 

Los alumnos “estaban muy tranquilos, muy pacíficos, pero lamentablemente (los presuntos porros) llegaron de sorpresa. Nadie se esperaba que el desenlace fuera ese. El rostro de los estudiantes era de sorpresa, de miedo y de una confusión grande porque fue algo totalmente inesperado y bueno, los agresores, pues la verdad, en algunos sentí como que orgullosos de lo que estaban haciendo, los veía y como que hasta estaban festejando el hecho de estar ahí”, narra el fotógrafo en entrevista con MILENIO

Los alumnos del CCH fueron atacados con piedras y bombas molotov. | Diego Uriarte

Diego fue a Ciudad Universitaria para fotografiar la protesta, pero cuenta que ya se iba y cuando escuchó varios gritos, volvió a la explanada. 

“Cuando me estaba yendo, los estudiantes que estaban en el mitin que estaban totalmente pacíficos, pero veo que van corriendo y es cuando los porros están ahí. Cuando veo, los porros estaban por el bajo puente de Rectoría

En tres minutos, en lo que uno voltea la espalda, cambió todo...

Era una marcha más que cubrir y de repente pasan tres minutos, volteas y ya cambia la situación totalmente. Lo primero que sentí fue una sorpresa de saber lo que estaba pasando. El primer sentimiento que tuve fue de sorpresa al ver la escena en pleno corazón de Ciudad Universitaria. No lo podía creer, era justo en el corazón de la UNAM”, narra. 

Entre los lesionados está Joel Meza García, estudiante de 21 años en la Facultad de Filosofía y Letras, quien estuvo presente durante la protesta y fue apuñalado en el riñón derecho. 

Un de las fotografías que Diego tomó muestra cuando Joel es agredido en el piso y Naomi, su novia, intenta protegerlo, mientras metros más adelante otros agresores patean en la cara a un joven. 

“Fue un momento muy tenso. Ya había visto que él (Joel) traía la mitad de la cara sangrando y en ese momento también estaban golpeando a otro chico y lo fotografío. Yo me quedo entre lo que es la agresión a un chico vestido de blanco a quien le estaban pateando la cara, y atrás yo había dejado a Naomi. 
Agresión contra Joel Meza García | Diego Uriarte

“Me quedé como que en medio de esas dos escenas y entonces cuando escuché un golpe en un automóvil dije ya atropellaron a alguien, pero afortunadamente no, era un porro que estaba golpeando la puerta del vehículo y ahí es justo cuando veo de frente que Naomi está tratando de llevarse a Joel, pero él ya no podía caminar y ella lo abraza cuando empiezan las agresiones y retrato esas imágenes. Fue un momento muy tenso. Definitivamente esa escena de Joel sí se me va a quedar en la mente muy grabada”, narra. 

Al subir las fotografías en redes sociales, las imágenes tuvieron mucho impacto que incluso sirvieron para que las autoridades de la UNAM identificaran a los presuntos agresores. 

"Sirvió más el documentar esa acción para denunciar"

Sin embargo, algunas personas cuestionaron que Diego debió haber ayudado a Joel y no sólo fotografiar la agresión, a lo que argumenta que “sirvió más el documentar esa acción para denunciar”. 

“Creo que todos tenemos una razón de ser, de estar ahí. Uno como fotógrafo va a documentar y en mi opinión creo que sirvió más el documentar esa acción para denunciar, que el hecho de yo me hubiera podido meter (a ayudar). Había gente que trataba de separarlos, pero bueno, ante la brutalidad de estos tipos tampoco era que todos se quisieran meter. 
“Mi función ahí fue documentar y hacer que con esas imágenes se denunciara una situación que siempre ha existido en la UNAM, como es el porrismo. Lamentablemente él ya estaba agredido cuando yo realicé las fotografías, él ya estaba apuñalado, ya le habían cercenado la oreja; definitivamente no es algo de lo que yo me arrepienta. El denunciar estas agresiones porque si no hubieran existido estas fotografías no se hubiera quizá creado la consciencia que ahora hay”, afirma. 

Por estos hechos, la UNAM ha detenido a 15 presuntos agresores. Diego, nunca imaginó que gracias a sus fotografías algunos de los ahora detenidos, pudieran ser ubicados. 

No descartó la posibilidad de cooperar con las autoridades para continuar con la investigación correspondiente y “si requieren el material, que se haga la solicitud pertinente y esas imágenes se pueden entregar”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.