Madero: reforma energética termina época estatista del PRI

El dirigente nacional del PAN, señaló que las leyes secundarias deben apegarse a la reforma constitucional que se aprobó en diciembre pasado.
Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN.
Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN. (Milenio Digital/Archivo.)

Ciudad de México

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, aseguró que la reforma energética derrumbará el último reducto del proyecto estatista del nacionalismo revolucionario del PRI.

Madero manifestó que la reforma "a pesar de los obstáculos y frenos por parte del PRI, se logró concretar gracias al PAN". Por esta razón, dijo, las leyes secundarias deben apegarse a la reforma constitucional que se aprobó en diciembre pasado.

La reforma garantiza eliminar la posibilidad de expropiar la tierra por parte del Estado a favor de las empresas para realizar actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, así como establecer un esquema de “Ocupación Temporal” para que los dueños de la tierra sean indemnizados a valor comercial por el uso de su propiedad o reciban un porcentaje de las utilidades de las empresas.

También el campo tendrá incentivos necesarios para ser más productivos, ya que el sector agropecuario no necesitará importar fertilizantes y el gas natural será cuatro veces más barato que el combustóleo. El incremento de producción de gas natural fomentará de manera gradual la disminución del precio de la luz.

Otro de los aspectos que cuidaremos en estas leyes secundarias será la sustentabilidad para evitar daños en el medio ambiente, pues se promueve el uso de la energía geotérmica y la sustitución del uso de combustóleo y diésel en la industria eléctrica, reduciendo emisiones de gas de efecto invernadero, y se promueve el uso de energías eólica y solar con reglas transparentes y equitativas.

Además, se crea el Fondo Mexicano del Petróleo con el cual se concentrará la renta petrolera para tener mayor control y transparencia en los recursos y se pretende que con los ingresos petroleros se financien proyectos de ciencia, tecnología e innovación, así como becas para educación universitaria y posgrado.

Otro de los avances de la regulación secundaria será que Pemex y CFE tengan autonomía, mejor organización, mayores herramientas y puedan asociarse con empresas que compartan mejores tecnologías para ser más eficientes. Al mismo tiempo, la intención es que CFE se convierta en una empresa de energía que tenga la capacidad de ofrecer mejores servicios a sus consumidores.

Madero Muñoz sostuvo que durante la discusión de las leyes secundarias los diputados y senadores buscarán proteger el principio de que el petróleo es, siempre ha sido y será única y exclusivamente de los mexicanos. En ningún momento se ha planteado que Pemex y CFE se privaticen, más bien se trata de modernizarlos.